El equipamiento reforzará al ya existente en el principal recinto hospitalario regional y fue presentado por la Intendente Regional y autoridades de salud regionales.

Coyhaique.- La intendente regional de Aysén, Geoconda Navarrete, acompañada de la Seremi de Salud Aysén Alejandra Valdebenito; Julio Vargas, director (S) del Servicio de Salud Aysén y Jaime López Quintana, director del Hospital Regional Coyhaique recibieron un total de 11 equipos de parte del Ministerio de Salud, que van a permitir, en caso de necesidades por el eventual incremento de contagios por COVID-19 y de otros problemas de salud, poder tener una respuesta más adecuada y reforzar la capacidad resolutiva del principal recinto hospitalario de la región de Aysén.
El equipo recibido por el Hospital Regional Coyhaique de parte del Ministerio de Salud, está compuesto por 4 ventiladores invasivos, 5 equipos de oxigenoterapia y 2 ventiladores de transporte que se suman al equipamiento hoy disponible.
Respecto de la llegada de los ventiladores mecánicos a la red de salud de la región de Aysén, la Intendenta Geoconda Navarrete explicó que “es un avance más, estábamos a la espera de estos equipamientos porque nos permite darle tranquilidad a nuestra población de que estamos cada día más preparados”.
En esa misma línea, la Ejecutivo reiteró que “esto requiere de un enorme esfuerzo del personal médico, porque los equipos no se manejan solos y es necesario que nuestros equipos de profesionales que van estar en el cuidado de nuestros pacientes tengan las mejores condiciones y asegurar una recuperación óptima de quienes tengan que usarlos”.
Por último, Geoconda Navarrete reiteró que “hoy día la salud de los chilenos es nuestra principal preocupación y para nosotros como región esto tiene un valor agregado que es poder tener mayor autonomía en el caso de otras patologías” recordando que la “UCI y UTI no solo son usadas por pacientes Covid, sino que también otras personas que por diversas patologías o enfermedades pueden requerir estos equipos”.
Al respecto, Julio Vargas, director (S) del Servicio de Salud Aysén, valoró la llegada de este equipamiento y de otros financiados por el Gobierno Regional de Aysén “Los equipos que se están exhibiendo han llegado para fortalecer el Hospital Regional Coyhaique, que se sumarán a otros equipos que se han obtenido con los fondos del Gobierno Regional, con los que vamos a reforzar nuestra Red completa, principalmente el Hospital de Puerto Aysén y los puntos estratégicos de nuestra región, llámese Melinka, La Junta, Tortel, Villa O’Higgins, las islas, Puerto Tranquilo. Queremos tener capacidad de ventilación mecánica y al menos de transporte en los principales puntos de nuestra región”, explicó la autoridad de Salud.
Por su parte Jaime López Quintana, director del Hospital Regional Coyhaique, se refirió a la funcionalidad de la tecnología que viene a reforzar la capacidad de respuesta en los distintos servicios y pacientes que requieran apoyo clínico y ventilatoria invasiva “Hemos recibido cuatro equipos estacionarios, que nos permiten como Hospital Regional, aumentar en cuatro camas más para este tipo de pacientes, y este es un tremendo avance para el Hospital Regional. También se han recibido cinco equipos que vienen a hacer una contribución importante a evitar la ventilación mecánica de pacientes por Coronavirus, que es una tecnología médica que se ha estado aplicando y que consiste en una ventilación forzada de alto flujo, a través de estos ventiladores que permiten la utilización de cánulas que tratan de evitar que el paciente llegue a la condición de ventilación mecánica invasiva y dos ventiladores de alta tecnología portátiles, que nos permiten el traslado intra y extra regional de pacientes, así como también la movilidad dentro del establecimiento”, explicó finalmente el directivo.
Este equipamiento viene a reforzar la capacidad actual de ventiladores mecánicos invasivos presentes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Coyhaique, más otros equipos que pueden ser reconvertidos, con los que se puede llegar a una capacidad total de 22 ventiladores invasivos en el principal recinto hospitalario regional.