Un confuso incidente se registró la noche del día sábado en Villa O´higgins, ya que en horario de toque de queda, una patrulla del Ejército asegura que dos personas se encontraban bebiendo alcohol en la vía publica y que junto a otras siete personas los habrían agredido e incluso les habrían intentado quitar el armamento.
Villa O”higgins.- La madre de un joven de 19 años que habrían participado en estos hechos, afirmó que los civiles estaban compartiendo en un recinto privado y que el Ejército los atacó, provocando heridas de gravedad a su hijo “Lo que sé es que a mi hijo le dispararon con un arma de fuego y fue a matar, porque no fue ni siquiera para asustarlo, aunque mi hijo hubiese andado en la calle le hubiesen disparado al aire, lo asustan, pero esto fue a matar”, comentó Flor Sepúlveda.

La madre de una de las victimas por el actuar de funcionarios de Ejercito, añadió que, “mi hijo tiene la herida en la parte superior de la costilla del lado izquierdo con salida de proyectil. Yo la información que tengo por terceras personas es que, ellos estaban en un recinto privado, creo que ahí llegaron los militares y empezaron los empujones entre civiles y militares. Pero los que andaban armados eran los militares y dispararon, lo que me explicaron que los primeros disparos fueron al cuerpo, siempre al cuerpo, nunca dispararon como para asustar”.

Flor Sepúlveda, confirmó que su hijo es un joven de 19 años, que en estos momentos estaría siendo intervenido en el hospital de Coyhaique y en las próximas horas se conocerá cuál es su real estado de salud, ya que desde Villa O´higgins fue derivado en estado grave, pero fuera de riesgo vital.

La madre del joven herido a bala por funcionarios del Ejército, aseguró que por ahora esperara la evolución en el estado de salud de su hijo, pero no descartó iniciar acciones legales en contra de la entidad castrense.

“Yo estoy esperando la recuperación de mi hijo y que todo salga bien desde pabellón, pero después, yo necesito una información exacta, necesito la investigación, necesito que se haga justicia. Porque claro, los militares enviaron un comunicado en cuanto a que ellos son las víctimas de este caso, yo entiendo que el toque de queda se respeta, pero en un pueblo tan chico, con tan pocos habitantes, que la manera de actuar sea a matar gente”.

Flor Sepúlveda, concluye señalando que, “lo que me molesta y tengo tanta rabia es que, hasta el momento nadie me ha llamado, ninguna autoridad preguntándome como esta mi hijo. Y lo importante es que esto se aclare, que sea la versión de las dos partes, no porque estos señores anden armados uno les tenga miedo y no pueda tener derecho a opinión. O sea, yo me tengo que quedar con la versión de que ellos fueron atacados, no puede ser, no estamos en guerra y nadie tiene la verdad absoluta aquí”, puntualizó la madre de la persona herida por funcionarios del Ejercito en Villa O´higgins.