El lunes se publicó la normativa en el Diario Oficial y entrará en vigencia el 1 de octubre 2020, lo cual fue valorado positivamente por el sindicato ANECAP, filial Coyhaique, y las autoridades del trabajo.
Aysen.- Ya es ley el proyecto que incorpora a los trabajadores/as de casa particular a la cobertura y prestaciones del Seguro de Cesantía, concluyendo una rápida tramitación iniciada el 26 de agosto cuando ingresó la propuesta impulsada desde el Ejecutivo por la Ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, en acuerdo con sindicatos, como la Asociación Nacional de Empleadas de Casa Particular, ANECAP.
Hace algunos días, la Seremi de Trabajo y Previsión Social, Andrea Ponce, junto a los directores regionales del Trabajo, Victoria Sierra y del Instituto de Seguridad Laboral, ISL, Mario Garay, se reunieron nuevamente con las dirigentas de ANECAP, filial Coyhaique, con el propósito de conversar sobre esta normativa y el desarrollo de capacitaciones que se están realizando desde hace ya varios meses con la asociación, en diversos ámbitos.
“Esta es una gran noticia para las trabajadoras de casa particular, quienes también han sido golpeadas por la pandemia de coronavirus. Escuchamos sus demandas y gracias a un amplio respaldo del Congreso, podemos responder a una de sus mayores aspiraciones, como era ser incluidas en el Seguro de Cesantía y, por lo tanto, acceder a los beneficios de la Ley de Protección del Empleo. Hemos cumplido como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, con una parte muy importante de trabajadoras de nuestro país”, afirmó la Seremi Ponce, de Trabajo y Previsión Social.
A su vez, Magdalena Hueitra, presidenta de ANECAP, filial Coyhaique, comentó sobre la iniciativa, “Para nosotras como trabajadoras de casa particular es una buena oportunidad este logro de tener Seguro de Cesantía para cada una de nosotras, que trabaja en casa particular. Nos va a ayudar el día de mañana si quedemos sin trabajo o nos finiquiten, poder acceder a este Seguro de Cesantía, es una linda oportunidad y un gran logro que hemos tenido a través de las dirigentas nacionales, quienes han trabajado día a día y codo a codo con las dirigentas regionales. Es un gran apoyo que nos llega en estos momentos de pandemia, que hemos tenido a muchas trabajadoras sin su contrato de trabajo, sin su trabajo, sin su finiquito. Realmente, haber logrado obtener esto, nos podrá ayudar el día de mañana”, mencionó la dirigenta, invitando a otras trabajadoras de casa particular a sumarse a su asociación.
A través del ISL, mutual del Estado de la cual las trabajadoras son adherentes, se han realizado capacitaciones de primeros auxilios, sobre seguridad laboral y Covid-19, como señaló la Seremi Andrea Ponce, además de orientación en materia legal, “A nivel regional, hemos mantenido siempre un contacto con las dirigentas del Sindicato de ANECAP, de trabajadoras de casa particular de la región de Aysén, sobre todo hoy día que, en materia de coronavirus, hemos entregado asesorías de salud y seguridad en el trabajo, junto al Instituto de Seguridad Laboral, a cargo de su director, Mario Garay”, mencionó la autoridad del Trabajo.
Algunos detalles de la nueva ley 21.269
La nueva ley 21.269 que incorpora a los trabajadores/as de casa particular al Seguro de Cesantía, modificando la ley 19.728, entrará en vigencia el 1 de octubre y se estima que beneficiaría a aproximadamente 130 mil trabajadores/as a nivel nacional, en su mayoría mujeres. Será labor de la Superintendencia de Pensiones establecer algunos procedimientos administrativos como, por ejemplo, el traspaso de fondos, entre otros.
La normativa tiene por objetivo mantener la indemnización a todo evento, pero redistribuyendo la actual cotización del 4,11% que hacen sus empleadores, en dos partes: una para el Seguro de Cesantía (2,2% para una cuenta individual y un 0,8% para el fondo de cesantía solidario) y 1,11% para indemnización a todo evento.
A partir de la entrada en vigencia de la ley, las trabajadoras de este sector podrán acceder a las prestaciones con cargo a la Cuenta Individual por Cesantía (CIC) y al Fondo de Cesantía Solidario FCS), cumpliendo los mismos requisitos de cotizaciones que se exigen a los trabajadores sujetos a contrato indefinido de acuerdo a la ley que flexibilizó los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía, y mejoró la Ley de Protección del Empleo. Esto es: solo tres cotizaciones continuas anteriores al término de su contrato o 6 cotizaciones mensuales continuas o discontinuas en los últimos 12 meses, siempre y cuando las últimas 2 hayan sido continuas y con el mismo empleador.
La ley además establece el derecho a traspasar los fondos de las cotizaciones para indemnización en las AFP, al Seguro de Cesantía, a fin de que puedan acceder lo antes posible a los beneficios de la nueva ley. Esto significa que podrán traspasar parte o todo de los fondos que tengan en sus actuales cuentas de indemnización. Así, por ejemplo, una trabajadora de casa particular que recibe un sueldo equivalente al Ingreso Mínimo Mensual, requerirá traspasar en torno al 3% de sus remuneraciones por tres meses, para acceder a las prestaciones del Seguro de Cesantía. Es decir, con aproximadamente $30 mil pesos, cumplirá con los requisitos de cotizaciones para acceder a las prestaciones del Seguro. Según algunas estimaciones, considerando los datos de cotizaciones aportadas a las cuentas obligatorias para pensiones en las AFP, un 91% de los trabajadores de casa particular podrían traspasar la cantidad de cotizaciones mínimas que les permita acceder a las nuevas prestaciones en forma acelerada.
Si quiere conocer la ley, puede seguir este link: https://www.diariooficial.interior.gob.cl/publicaciones/2020/09/21/42760/01/1818624.pdf