Los hechos ocurrieron el 19 de septiembre, la victima tiene 16 años, se encuentra en estado crítico de salud y sus agresiones hoy están detenidos.

Puerto Aysen.- La madrugada del día 19 de septiembre será imposible de olvidar para el adolescente de 16 años, Cristóbal Pérez, quien fue atacado por otros dos jóvenes con palos y armas blancas. Esto luego haber sostenido una discusión mediante Instagram que luego se trasladó a las afueras de la vivienda de la víctima, en Villa Chiloé, sector norte de Puerto Aysén.
“Los primeros antecedentes que tenemos de lo que pasó el día 19 de septiembre en la madrugada, es que, Cristóbal estaba en la casa de mi padre en la Villa Chiloé, donde él mantenía una conversación por Instagram con los dos imputados y agresores de Cristóbal. Ellos fueron a la casa mi papá y afuera lo apuñalaron, le pegaron con palos, le partieron su cabeza. Después de eso, lo encontró un vecino, él llamo a Carabineros, estas personas salieron corriendo, dejaron todo tirado afuera y mi hermano como estaba herido se levantó y volvió a caer. Después entró a la casa mi papá, él se acostó, se tapó y en la mañana cuando llego Carabineros junto a mi papá revisaron la pieza y Cristóbal ya estaba consiente, dijo quienes fueron lo que a él le pegaron, de ahí llegó la ambulancia y Cristóbal empezó a perder el conocimiento”, relató la hermana de la víctima, Javiera Pérez.
Una vez en el hospital el joven de 16 años, se comenzó a agravar y luego de ser estabilizado deciden trasladarlo al hospital regional, donde ya ha sido intervenido al menos tres veces, agregó Javiera. “Al llegar al hospital, Cristóbal todo el tiempo estuvo con mi papá, donde tuvo una primera intervención para tratar de mantenerlo, le colocaron calmantes, suero, le limpiaron la herida y cuando ya vieron que Cristóbal no estaba respondiendo y era muy potente lo que tenía en su cabecita, decidieron trasladarlo a Coyhaique y allá lo han intervenido tres veces”.
Respecto a la agresión y los elementos que ocuparon los imputados, la hermana de la víctima, relató que, “ellos dejaron todo tirado y salieron corriendo después de la agresión, al otro día el vecino nos contó que habían palos y habían cuchillos afuera de la casa tirados en la noche y al otro día él se levantó temprano a revisar y ya no había nada. Así es que, tenemos sospechas de que ellos fueron a buscarlo temprano todas las evidencias que habían, lo único que se les olvidó y que no vieron, yo creo, fue un palo con sangre que había debajo del auto de uno de los vecinos, este fue entregado a los Carabineros”.
Según la hermana de la víctima, este lunes 28 de septiembre se realizará una audiencia en la Corte de Apelaciones de Coyhaique, donde se revisará si los imputados quedan o no bajo la medida cautelar de prisión preventiva.
“El fiscal pidió la prisión preventiva para los imputados, pero los jueces no la dieron, ellos ahora están presos, fueron formalizados pero tienen la opción de que este lunes queden en libertad si la Corte de Apelaciones no acepta la prisión preventiva. Entonces, lo que nosotros estamos pidiendo es que, la Corte acepte esa apelación y que estas personas estén bajo prisión preventiva, ya que, nosotros como familia consideramos que son peligro para la sociedad. Aparte, ellos tienen causas anteriores también por cosas graves, nosotros tenemos miedo y queremos que se haga justicia por Cristóbal”.
Javiera Pérez, insiste en que lo esperan es que se haga justicia, ya que, hoy su hermano se encuentra en un estado crítico de salud y lamentablemente quedará con graves secuelas. “Cristóbal perdió el habla, perdió el conocimiento, perdió todo el hemisferio izquierdo del cerebro, por lo tanto tiene perdida de movilidad en un lado de su cuerpo y no sabemos exactamente cuánto es la perdida que tiene físicamente”.
Finalmente, Javiera Pérez, señaló que se encuentran a la espera de mayores antecedentes desde el hospital, ya que no han tenido acceso a ninguna ficha clínica de su hermano, solo el certificado cuando fue ingresado el primer día y después de la tercera intervención.