El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique condenó Juan Carlos Uribe Sandoval, funcionario de Gendarmería a 61 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional de la pena por el plazo de un año, en calidad de autor del delito consumado de lesiones menos graves. Ilícito perpetrado en marzo de 2015, al interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario de la ciudad.
Coyhaique.- En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Pablo Freire Gavilán (presidente), Mónica Coloma Pulgar y Rosalía Mansilla Quiroz (redactora)– aplicó, además, a Uribe Sandoval la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de condena.

“Se sustituye la pena corporal impuesta al sentenciado, por cumplirse los requisitos legales, por la remisión condicional de la pena, por el plazo de un año, debiendo sujetarse a una discreta observación y asistencia por parte de la autoridad administrativa”, consigna el fallo.

Asimismo, el tribunal decretó por falta de acreditación, la absolución de Uribe Sandoval de los cargos formulados en su contra por el Ministerio Público y la querellante particular Instituto Nacional de Derechos Humanos, que lo sindicaban como autor del delito apremios ilegítimos.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 08 de marzo de 2015, “el acusado Juan Carlos Uribe Sandoval, se desempeñaba como Comandante de Guardia, en su carácter de gendarme, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Coyhaique, en circunstancias que en virtud de procedimiento adoptado los internos imputados, fueron trasladados desde su respectivo módulo hasta el gimnasio de la unidad penal, lugar en que se encontraba dispuesto como escopetero, aproximadamente a las 03,50 horas de la madrugada, Uribe Sandoval efectuó un disparo con la escopeta que portaba, tiro que impactó al interno Paulo Bernal González, causándole una herida por arma de fuego en muslo derecho, alojándose once perdigones en dicha zona, cinco de los cuales lograron ser extraídos, y la lesión provocada fue calificada por el perito del Servicio Médico Legal como de mediana gravedad, sanando en un periodo de 25 a 28 días”.