El Grupo de Especialidad de Rescate Subacuático GERSA, se aboca al rescate y recuperación de personas atrapadas o desaparecidas en ríos, lagos, lagunas, aguas marítimas, inundaciones y desastres naturales, en toda la región.

Coyhaique.- En votación unánime, el Consejo Regional Aysén aprobó 220 millones de pesos para la adquisición de equipamiento de rescate subacuático, destinado al Grupo de Especialidad de Rescate Subacuático GERSA, del Cuerpo de Bomberos de Puerto Aysén.
GERSA opera desde 1991 en el Sistema Nacional de Operaciones de Bomberos, con especialidad en labores de búsqueda, rescate y recuperación de personas atrapadas o desaparecidas en ríos, lagos, lagunas, aguas marítimas, inundaciones y desastres naturales.
El presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Emergencias, Luis Coñuecar Lagos, destacó esta iniciativa, apoyada por el pleno y abordada de cerca junto a sus pares de la comisión, Gustavo Villarroel y Rocco Martiniello.
“GERSA es un equipo que ha trabajado en Tortel, O´Higgins, en toda la región e, incluso, fuera de ella como, por ejemplo, en el devastador derrumbe en Santa Lucía, por lo tanto, requieren equipamiento que dé seguridad a quienes lo van a utilizar y también permita eficiencia en el trabajo. Además, están los recursos para el diseño de la primera Compañía de Coyhaique y el Recomendación Satisfactoria (RS) de la primera Compañía de Puerto Cisnes”, recalcó
En la sesión plenaria del CORE, transmitida vía Facebook live, participaron Miguel Jara, Presidente Regional de Bomberos; Arturo Loaiza, Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Puerto Aysén; Marco Latorre; comandante del Cuerpo de Bomberos de Puerto Aysén y Carlos Godoy, Director de la Segunda Compañía; junto al vicesuperintendente del Cuerpo de Bomberos de Puerto Aysén, Francisco Ayancán, quien agradeció el respaldo.
“Agradecer las palabras sentidas de todos los presentes, lo que nos insta a seguir entregando un trabajo de calidad y desinteresado, tal como le hemos hecho desde nuestro origen”, puntualizó.
El presidente del CORE, Sergio González, acotó que la mayoría de los eventos tienen alto grado de complejidad técnica, por lo que valoró que “éste es un importante proyecto, que beneficia a esta unidad de rescate subacuático pero, sobre todo, da un importante respaldo a nuestra región”.
La inversión del Fondo Nacional de Desarrollo Regional permitirá adquirir una camioneta 4×4, Dodge RAM con conversión a vehículo de rescate; un bote inflable, plano, piso rígido desmontable, de 4.70 m de eslora con motor fuera de borda de 30 HP; una moto de agua de 1.200 cc, con carro de arrastre y equipamiento de rescate; equipamiento completo de buceo y rescate para 12 rescatistas; equipamiento de rescate con cuerdas; equipamiento de trauma y primeros auxilios de comunicaciones y búsqueda técnica, ecosonda, cámara con monitor y scooter.