El viernes 29 de enero, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural Aysén de la PDI, quienes se encontraban en Cochrane a raíz de un servicio especial con labores relativas a la pandemia, detuvieron a un sujeto por el delito flagrante de porte de arma cortante o punzante, quien habría herido de gravedad a un tercero la noche anterior.
Cochrane.- Este procedimiento policial obedece a una coordinación realizada con Carabineros de Cochrane, quienes adoptaron el procedimiento de lesiones graves con arma cortante el día anterior. Tras realizar diversas averiguaciones se pudo obtener más antecedentes y características morfológicas del imputado, quien se mantenía prófugo.
Al respecto, el subcomisario Pablo Martorell Felis, subjefe de la BIDEMA Aysén, señaló que “tomamos conocimiento que había ocurrido un delito de lesiones graves, donde actualmente la víctima se encuentra gravemente herida, internada en el Hospital de Coyhaique, y el autor de las lesiones en calidad de prófugo”.
Con esta información, el equipo investigativo se abocó a realizar diversas diligencias y gracias al oportuno actuar policial se logró ubicar al autor de las lesiones, quien portaba el arma utilizada en el hecho, procediendo a su detención, “mientras se realizaban labores investigativas y se efectuaban controles más exhaustivos, los detectives lograron dar con el paradero del imputado, quien portaba el arma utilizada aparentemente en el hecho denunciado”.
Producto de lo anterior, se tomó contacto con la Fiscal de Turno de la Fiscalía de Cochrane, quien instruyó que el detenido pasara a disposición del Juzgado de Garantía de Cochrane para el control de detención, la que fue declarada legal por el Tribunal. La Fiscalía de Cochrane lo formalizó por el delito de homicidio frustrado, decretando el Tribunal su prisión preventiva y 90 días de plazo de investigación.