Son más de dos años sin solución, reclaman negligencia de la empresa y falta de fiscalización del Serviu.

Chile Chico.- Son más de dos años que los vecinos y vecinas de los ex comités “Bandurrias” y “Calafate” de Chile Chico, han venido reclamando a la empresa que construyó sus viviendas sociales por serios problemas estructurales y que ha significado inconvenientes en el piso, las paredes e incluso la base de las casas. La molestia también la han hecho presente a las autoridades que corresponden, particularmente del Ministerio de Vivienda en la región, a través del Serviu.
Hasta ahora solo han sido arreglos “parches”, asegura una de las afectadas, Marcia Cid.
“Esto comenzó casi al año que entregaron nuestras viviendas, que fue el año 2017, apareciendo una vecina con más de 47 cerámicas quebradas, por ejemplo. Entonces, esto ha ido creciendo a medida que pasan los años, la empresa ha dado soluciones parche como se dice, porque en realidad han cambiado cerámicas, han trabajado de forma negligente, irresponsable, porque hay vecinos que dicen que les habrían dejado las cajas y bekron para que ellos mismos hicieran la reparación”.
La vecina de Chile Chico, añadió que, están muy preocupados, ya que, hace poco estuvo en su terreno un funcionario del Serviu, quien habría dado un diagnostico no muy alentador por la situación de las viviendas.
“Nosotros venimos hace rato con esta lucha, para que se nos dé una solución definitiva a nuestro piso, a los problemas que tenga cada vecina. Entonces, ahora nos alarma mucho más la situación, ya que, hubo un funcionario de Serviu que vino a revisar a mi domicilio particular, hay grietas afuera en la base del piso y dijo que aunque cambiáramos diez o más veces la cerámica, la solución no era esa”.
Marcia Cid, expresó también que la preocupación es mayor, debido a que pronto vence el plazo en el que Serviu tiene responsabilidad sobre las viviendas y temen que los abandonen sin tener soluciones concretas.
“Estamos súper preocupados, ya vamos para los cinco años donde Serviu tiene garantía con nosotros. Entonces, nosotros lo que queremos es que las autoridades competentes se hagan cargo, nos den respuestas formales, no por teléfono, ni enviando recados con la vecina. Porque en realidad, este es un problema serio, si lo vemos de esa forma, aquí los años siguen pasando, se nos van a venir las viviendas abajo, se van a hundir las viviendas, va a ocurrir, quizás, un accidente uno nunca sabe”.
La vecina de la “ciudad del sol”, agrega, “directamente yo creo que nunca ha habido una respuesta clara, porque desde el comienzo tuvimos apoyo de la junta de vecinos, luego Serviu nos dijo que la junta de vecinos no era competente para este tipo de problemas. Nos reunimos, nos organizamos, hemos hecho varios grupos y resulta que los casos siguen aumentando. Por eso es que ahora, ya no nos queda otra salida, lo queremos hacer público, para que nos den una pronta solución porque estamos en contra del tiempo. Y después si la garantía se termina, ¿Quién nos va a responder?”.
Marcia Cid, aseguró que hay vecinos afectados que han presentado los reclamos ante el Serviu, pero no se han respetado los plazos para entregar una respuesta, respuesta que no ha llegado, lo mismo ha ocurrido con la fiscalización, comentó.
“Es desgastante, porque a pesar de que uno muestra evidencia, estar llamando constantemente, escribir correos, siempre hay respuestas vagas, después dicen que van a responder tal fecha. Por protocolo los reclamos que se hacen en Serviu tienen un plazo, pero hay vecinas que han llegado a más de 30 días esperando una respuesta, habiendo hecho un reclamo formal como corresponde. Entonces, eso nos dice que nadie está haciendo nada, no se respetan los protocolos que ellos mismos imponen a nosotros, que vamos a esperar. Cuando se hicieron las primeras reparaciones, yo siempre pedí fiscalización, que hubiera alguien externo de la empresa que viniera a decir que la pega se estaba haciendo, porque uno no sabe de construcción. Entonces, sí, faltó fiscalización”.

“Estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias, si es que no tenemos respuesta”

Por último, Marcia Cid, hizo un claro llamado al Serviu, “el llamado es al Serviu, que dé respuestas formales, concretas, que nosotros veamos una preocupación real por solucionar el problema, que no estiren el chicle y que vaya alargándose el tiempo y después nos digan que la garantía ya expiró, ese el miedo que nosotros tenemos. Pero también estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias, si es que no tenemos respuesta”, puntualizó la vecina de Chile Chico.