Los hechos ocurrieron cuando un pasajero proveniente del norte del país, arribó al aeródromo de Balmaceda con documentación de PCR (-) adulterado, siendo sorprendido por fiscalizadores sanitarios.

Coyhaique.- En el transcurso de la tarde de este miércoles 14 de abril, durante el arribo de un vuelo al aeródromo de Balmaceda proveniente desde el norte del país, fiscalizadores de la Secretaría Regional Ministerial de Aysén -en su labor habitual de controles sanitarios- detectaron un anomalía en la documentación presentada por un pasajero; situación que posteriormente fue corroborada a través del sistema de EPIVIGILA del Ministerio de Salud, iniciándose un sumario sanitario.
Los hechos ocurrieron cerca de las 16hrs, cuando un pasajero de 39 años de edad presentó su documentación de ingreso a la región en forma digital a través de su teléfono celular, en el cual se incluía un examen PCR (-) con fecha 12 de abril. Fue en este momento en que el fiscalizador, al revisar con detalle esta información, se percató que el documento denotaba irregularidades por lo que solicitó chequear estos antecedentes en la base de datos de EPIVIGILA del Ministerio de Salud, lo cual arrojó que la fecha del exámen no era la misma de la plataforma, ya que la toma del PCR figuraba con fecha 05 de abril.
Frente a este hecho, la Seremi de Salud Aysén, Alejandra Valdebenito Torres, indicó que una vez corroborados estos hechos se levantó un sumario en contra de esta persona. “Frente a este hecho, se procedió a levantar un sumario sanitario por ingresar sin examen PCR (-) a la región de Aysén, y por presentar documentación adulterada como lo es el documento del PCR (-). El pasajero provenía de del norte del país, de una comuna en fase 3, según lo expuesto por él mismo. Ahora, debido al tiempo en que se realizó este procedimiento donde se tuvo que consultar la base de datos del sistema EPIVIGILA del Ministerio de Salud, donde se encuentran los datos de todas las personas que se realizan exámenes por PCR, la persona sumariada no alcanzó a ser devuelta a su lugar de origen en el norte del país, indicándose cuarentena en un domicilio de Puerto Aysén que él registró en su ingreso a la región”.
Asimismo, la autoridad sanitaria junto con lamentar esta situación, valoró el trabajo de los fiscalizadores de salud durante esta pandemia. “La adulteración en la documentación de ingreso a la región, sin duda que es un hecho lamentable que demuestra la nula empatía e interés por colaborar con la salud de quienes nos rodean, porque sin un examen PCR (-) al día, la persona no tiene como saber si es o no un portador de COVID-19 asintomático. Ahora, hay que reconocer también el trabajo que realizan los equipos de salud y sus fiscalizadores desde el inicio de esta pandemia, quienes en extensas jornadas laborales continúan día a día con su labor, que muchas veces es ingrata, para intentar resguardar la salud de nuestra comunidad. Una vez más, mis reconocimientos para cada uno de ellos”.
Finalmente, cabe señalar que los sumarios sanitarios que se han cursado en esta pandemia, van desde 0,5 a 50 UTM.