El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique condenó a Raúl Enrique Santana Montalva a la pena de 5 años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por igual lapso, en calidad de autor del delito de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad con resultado de muerte y lesiones menos graves. Ilícito perpetrado en septiembre del año pasado, en la comuna de Aysén.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol 17-2021), el tribunal -integrado por los magistrados Patricio Zúñiga Valenzuela (presidente), Pablo Freire Gavilán y Mónica Coloma Pulgar (redactora)- aplicó, además, a Santana Montalva las accesorias legales de inhabilidad perpetua para el manejo de vehículos a tracción mecánica, la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; más el pago de 12 UTM y de las costas del proceso.

En la causa, y de conformidad a lo dispuesto en el artículo 196 ter de la ley 18.290, el tribunal dispuso que “(…) la pena sustitutiva estará en suspenso por el plazo de un año, a contar del día 21 de septiembre de 2020, fecha desde la cual se encuentra privado de libertad por esta causa, sirviéndole por lo tanto de abono un total de 220 días a la fecha”.

Adicionalmente, el tribunal impuso al condenado “la obligación de mantenerse en su domicilio por el lapso de 6 horas continuas, desde las 24 horas de cada día hasta las 6 horas del día siguiente. Y la obligación de cursar un programa de orientación en el consumo problemático de alcohol en el centro asistencial correspondiente a su domicilio”. Además, el tribunal decretó el comiso de la camioneta marca Toyota, modelo Hilux, color azul, Placa Patente PL4546.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente entre las 20.30 y las 21 horas del 20 de septiembre de 2020, “en instantes en que el imputado Raúl Enrique Santana Montalva conducía en estado de ebriedad y sin contar con una licencia de conducir, perdió el control del vehículo al llegar al kilómetro 11 de la ruta N.º X-528, en específico a la salida de una curva existente en el lugar, desviando su desplazamiento hacia la izquierda y volcándose, lo que provocó que el vehículo cayera en las aguas del Lago Los Palos, resultando producto de esta situación sus acompañantes Gabriel Neftalí Eduardo Ríos Díaz y Sergio Uberlindo Almonacid Martínez fallecidos por asfixia por sumersión, mientras que Katerine Felicinda Ruiz Lagos resultó con lesiones de carácter menos graves, consistentes en múltiples laceraciones superficiales en caras anteriores de ambas extremidades, rodilla izquierda leve aumento de volumen, equimosis, dolor a la palpación y movilización”.