El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique condenó a Sergio Eduardo Chiguay Mancilla a las penas efectivas de 7 años y 4 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple y homicidio frustrado, respectivamente. Ilícitos perpetrados en enero de 2019, en la comuna de Puerto Aysén.
Coyhaique.- En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Patricio Zúñiga Valenzuela (presidente), Mónica Coloma Pulgar y Félix Asencio Hernández (redactor)– aplicó, además, a Chiguay Mancilla las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares durante el tiempo de las condenas.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación al registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso de la escopeta incautada y su remisión a los Arsenales de Guerra o al depósito de armas de Carabineros, según corresponda.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 14 horas del 1 de enero de 2019, “en circunstancias que las víctimas Segundo Benedicto Oyarzo Saldivia y Juan Isaías Pichuncheo Pichuncheo habían acudido hasta el domicilio de su hermana y cuñada respectivamente, ubicado en el pasaje uno casa 550 población Desafío Justo de la ciudad de Puerto Aysén, y desde una casa vecina ubicada al frente de dicho domicilio, al otro lado de la calle, el acusado Sergio Chiguay Mancilla, procedió a disparar en dos oportunidades un arma de fuego en contra de ambas víctimas, quienes resultaron con múltiples lesiones de entrada causadas por perdigones, de carácter homicida”.

“En particular, Segundo Benedicto Oyarzo Saldivia resultó con lesiones secundarias a disparo de arma de fuego con cargas múltiples en la zona infra umbilical del muslo hasta la rodilla, la cual causó la sección de la arteria femoral superficial y vena femoral secundaria, las que resultaron fatales, falleciendo la víctima Oyarzo Saldivia al día siguiente a causa de dichas lesiones. Por su parte Juan Isaías Pichuncheo Pichuncheo resultó con lesiones consistentes en un TEC abierto grave por arma de fuego con cuerpo extraño intracerebraI, lesiones de carácter grave, con secuela funcional y con riesgo vital de no haber mediado socorros oportunos y eficaces”, añade.