La Dirección Regional Aysén de la SEC, entregó una serie de recomendaciones para que la comunidad utilice de forma segura el gas al interior de los hogares, lo que busca minimizar eventuales riesgos vinculados a fugas de gas o la presencia de monóxido de carbono en el ambiente, en momentos donde producto de las bajas temperaturas, aumenta el uso de este energético para calefaccionar los espacios.

Desde el organismo fiscalizador indicaron, por ejemplo, que artefactos como estufas a gas, deben ser sometidas a mantenciones al menos una vez al año, lo que debe ser realizado por el servicio técnico autorizado de cada marca, mientras que, si es necesario adquirir un producto nuevo en el comercio establecido, este debe contar con su respectivo SELLO SEC.

Al momento de utilizar una estufa a gas, se debe mantener una correcta ventilación del inmueble, no obstaculizar las vías de circulación, no ubicarla cerca de fuentes potencialmente inflamables, como por ejemplo cortinas; y no se debe usar para secar ropa o en espacios con nula ventilación como baños o ambientes cerrados.

Para conectar un cilindro de gas a un artefacto, se deben usar flexibles y reguladores con SELLO SEC, junto con verificar su fecha de vencimiento. Está prohibido el uso de mangueras de jardín para ejecutar este tipo de conexiones y, en caso de necesitar almacenar un cilindro en el hogar, debe estar en un lugar seguro y alejado de fuentes de potencial ignición.

El sello de seguridad del “balón de gas” no debe ser retirado con elementos como cuchillos o tijeras y, mientras esté en uso, el cilindro no debe ser ubicado en posición horizontal.

Hugo Ardiles, Director Regional de SEC Aysén, expresó que “usar de forma segura el gas en hogares de la región, especialmente en períodos de bajas temperaturas, implica que las y los usuarios tomen las medidas de cuidado necesarias para evitar que se registren episodios de riesgo vinculados, por ejemplo, a fugas de gas o la presencia de monóxido de carbono en el ambiente, cuya inhalación puede derivar incluso en consecuencias fatales”

La autoridad, a continuación, destacó que “el monóxido de carbono es un gas silencioso y venenoso que se genera durante la combustión; que puede generar, en caso de intoxicación, síntomas como por ejemplo dolores de cabeza, mareos, náuseas, confusión, debilitamiento general e incluso la muerte”.

En el caso de las instalaciones interiores de gas, Ardiles indicó que estas deben mantenerse en buen estado según lo establece la normativa vigente, por lo que toda reparación o modificación, en caso de que sean necesarias, deben ser realizadas por instaladores autorizados.

Por último, desde SEC Aysén indicaron a la comunidad que cualquier situación de potencial riesgo al utilizar los energéticos, como el gas, puede ser denunciada a través de www.sec.cl, sitio web al que se puede acceder incluso desde celulares.

Asimismo, la invitación es a seguir las cuentas de la SEC en Twitter (@SEC_cl) y Superintendencia SEC en Facebook, donde la ciudadanía podrá encontrar información útil, consejos de seguridad y calidad en el uso de los energéticos