Hace algunas semanas la región de Aysén ha sido afectada por un frente climático de abundante lluvia y viento, lo que trae consigo bajas temperaturas y la gran mayoría de los hogares utiliza leña para la calefacción.
Puerto Aysén.- Sin embargo, para muchas familias se ha vuelto inalcanzable el metro de este combustible natural, que en Puerto Aysén llega a los $50 mil pesos el metro, eso sin contar el corte y son varias las casas que requieren 3, 4 o 5 metros mensuales, principalmente durante el invierno.
El costo al que hoy ha llegado este producto, ha derivado en una serie de críticas de la comunidad, por la falta de regulación y lo difícil que resulta para muchas familias vulnerables poder comprar un metro o más de leña.
“Muy preocupada por todo esto que estamos viviendo, por los valores del metro de leña, especialmente afecta a las personas de tercera edad, que muchos viven con una pensión muy baja, sin dejar de mencionar de que en esta región y como todos sabemos, se paga la luz y el agua más cara de Chile. Yo creo que aquí algunos factores que se manejan son que, los leñeros hoy cobran esos valores porque no hay leña cerca, por lo tanto, eso les encarece los costos, también entiendo que se está trabajando en una normativa para que la leña sea declarada como combustible y ahí tal vez se pueda regular”, comentó Rosa Chávez, dirigenta vecinal de Puerto Aysén.
Chávez, llamó también a algunos leñeros a usar el criterio, ya que, son los menos pero los hay, quienes no entregan el metro de leña como corresponde.
“Además decir que, el metro sea el metro, porque hay leñeros que son muy responsables que entregan su metro justo, pero también hay que decir que hay otros que no usan el criterio y a veces lo hacen con adultos mayores, que nos ha tocado en algunos casos que nos reclamado. También sé que desde el Estado se está trabajando con otros proyectos para cambiar este sistema de calefacción, como la parafina o el pellet”.
Ximena Ruiz, dirigenta social de Puerto Aysén, cree también que la falta de regulación hace que el metro de leña, sobre todo en esta época aumente considerablemente. “Lamentablemente no está regulado porque no está declarado como combustible, entonces, mientras eso no ocurra o mientras no se regularice el valor, vamos a seguir pagando un alto precio por un metro de leña seca, que es lo que tanto busca hoy en día nuestra comunidad”.
Ximena Ruiz, agregó que en algunas reuniones con organismos públicos ha puesto sobre la mesa este tema, pero no existe respuesta en base a la regulación de la leña y sus costos.
“Yo he participado en muchas reuniones de medio ambiente, donde cada vez que se le ha preguntado a las personas que trabajan directamente en estas oficinas, no tienen respuesta para saber cuándo esto se va a poder regular. Porque hoy se está cobrando un valor que no todos pueden pagar, si bien es cierto, hay una cantidad de vecinos que pueden pagar el metro de leña, hay otros que no y otros que pueden comprar solamente un metro y un metro con el clima que no nos acompaña para nada, le dura prácticamente una semana a una familia”.
Hay personas que pueden cambiar de sistema de calefacción, pero otros simplemente “queman lo que tienen a mano”, agregó Ximena Ruiz. “Las familias tienen que empezar a optar por otro tipo de calefacción o lamentablemente tienen que empezar a calefaccionarse con lo que pillan a mano y con esto me refiero a que muchas veces se queman, zapatos, gomas, plástico y todo eso contribuye aún más a la contaminación que hoy día tenemos”.
Es un tema que se viene reclamando hace bastante rato, aseguró el presidente de la unión comunal de juntas de vecinos de Puerto Aysén, Carlos Díaz.
“Molestia porque esto lo venimos diciendo hace mucho rato, porque llega el invierno y sube considerablemente el valor de la leña y hoy está llegando a 50 mil pesos el metro. Y al hablar con algún proveedor te dicen que en el campo a nosotros nos cobran más caro, pero la montaña está ahí mismo, el invierno no ha sido tan duro este año y sí hemos sabido que ahora deben ir poco más lejos. Pero así como dicen que les están subiendo los precios, nosotros tuvimos una conversación y lo hemos visto años anteriores, lo hemos planteado a las autoridades regionales y comunales, donde le decimos ¿por qué no hay más fiscalización sobre este tema?”.
Todos los dirigentes sociales y vecinales concordaron en que las autoridades deben preocuparse de este problema real que requiere solución urgente, ya que, muchas familias, adultos mayores no lo están pasando muy bien producto de la pandemia y en estos meses en que requieren calefacción, los precios del producto más utilizado como es la leña, llega a valores realmente inalcanzables.