La creación e implementación de este dispositivo no sólo ha permitido entregar una atención segura y exclusiva a los niños y niñas de la región, sino también descongestionar el servicio de Urgencia Adultos del establecimiento.

Coyhaique.- “Si en el contexto de la pandemia por Covid-19 pudiéramos buscar una externalidad positiva, sin duda que es la puesta en funcionamiento de la Urgencia Pediátrica”, señala enfáticamente Jaime López Quintana, director del Hospital Regional Coyhaique, en relación a la implementación de este dispositivo, que desde abril del año 2020, se ha encargado de resolver las demandas asistenciales de los usuarios más pequeños de nuestra región.

La medida adoptada por el principal recinto hospitalario regional, tiene como principal objetivo dar una atención diferenciada y oportuna a las urgencias pediátricas en la contingencia sanitaria por Covid-19, todo acompañado de profundos cambios en el personal e infraestructura. En efecto, se adaptaron los espacios del antiguo servicio de Kinesiología del HRC, lo que permitió también la habilitación de una entrada completamente aparte a la de la Urgencia Adulto, siendo el punto de acceso por calle Jorge Ibar.

Según explica Jaime López, la implementación de este dispositivo – que cuenta con 1 médico, 2 enfermeros, 1 TENS y 1 auxiliar por cada turno de atención- ha llevado a aumentar la dotación de funcionarios para generar mejor respuesta a la población infantil. “Hemos incorporado refuerzos de especialistas como un traumatólogo infantil, que hace un mes se integró a nuestra dotación. También contamos con nuevos pediatras, que en definitiva refuerzan y colaboran en hacer del trabajo de esta Urgencia Pediátrica una atención no solamente digna, sino también de muy buena calidad técnica”, precisó.

El director del HRC agrega que desde su creación “la Urgencia Pediátrica ha realizado más de 10.000 atenciones a niños de toda nuestra región en condiciones dignas y seguras, que nos han permitido crecer en la forma en que entregamos salud a la población infantil y pediátrica en Aysén. Nos enorgullece el trabajo que ahí se ha hecho, complementando y fortaleciendo el equipo humano con nuevos profesionales dedicados, que permanentemente están buscando las formas de capacitarse para entregar un mejor servicio”, sostuvo.

Por su parte, Iván Lemus, médico jefe del Servicio de Pediatría, señala que “la implementación ha sido muy bien evaluada, por el personal y por los usuarios. Hemos tenido una retroalimentación bastante buena de ellos, ya que consideran que por fin hay una atención adecuada e integral hacia nuestros pacientes pequeñitos”.

En ese sentido, el Dr. Lemus destaca que la baja en los tiempos de espera, sumado a la calidad de la atención han sido los puntos fuertes de la Urgencia Pediátrica, que en su primer año de funcionamiento ha atendido a más de 10 mil niños, niñas y adolescentes. “Ya no se mezclan con los pacientes adultos, hay atención exclusiva. Pasamos de tener dos box de atención a seis, incluyendo aislamientos y salas de reanimación exclusiva”, detalló.

Descongestión Urgencia Adulto

La Urgencia Pediátrica ha sido clave para entregar una mejor atención en la Unidad de Emergencia Hospitalaria (UEH). “De abril a diciembre de 2020 se atendieron aproximadamente 7.500 pacientes, y durante este año vamos con 2.700, lo que da un total de 10.200 atenciones, eso es muy adecuado, bastante bueno. Ha permitido descongestionar la Urgencia de Adultos y que se pueda atender pacientes más graves que llegan con infecciones por Covid”.

En efecto, tras el alto número de pacientes COVID-19 que ha consultado en la UEH durante la actual Fase 1 de la comuna de Coyhaique, desde el 23 de mayo la Urgencia Pediátrica está atendiendo a personas entre 15 y 20 años.

“Estos pacientes en su mayoría se hospitalizan, han llegado con cuadros más severos y nuestros 26 funcionarios de la Urgencia Pediátrica se han tenido que adaptar, hemos hecho capacitaciones, reuniones frecuentes para poder atender a estos usuarios que entran en el rango de paciente adulto. Este tipo de adaptación ha sido muy bien recibida por el equipo, a quienes les quiero agradecer todo el esfuerzo que han entregado en este tiempo para la atención de nuestros usuarios pequeños y ahora la atención personas un poco más grandes”, indicó Lemus.

El jefe de Pediatría del HRC realizó un llamado de conciencia a la población, en momentos en que los equipos de salud tienen alta demanda “Nos llama la atención que lleguen pacientes con una fractura por haber estado en alguna fiesta o evento los fines de semana. Eso no puede ocurrir, sobre todo en estos momentos en que la atención debe ser preferente para la urgencia pandémica que estamos viviendo a nivel mundial”.