Los pescadores artesanales que viven en la Ribera Sur de Puerto Aysén poseen un muelle de madera que hoy está en deplorables condiciones, es así que, deben buscar alternativas para dejar sus botes o lanchas cerca de la orilla.
Aysén.- Desde la comunidad cristiana de San Pedro, hacen un llamado a las nuevas autoridades locales a preocuparse por este tipo de situaciones, ya que el lugar también era utilizado para realizar algunas actividades. Tal como dio a conocer la presidenta de la organización, María Velásquez.
“Se ha conversado bastante tiempo atrás con las autoridades sobre este muelle de la Ribera Sur, pero hacen ir de un lado a otro y nada. Así es que, espero que los nuevas autoridades de nuestra comuna, a ellos pedirles que por favor se vengan a dar una vuelta acá, en este muelle que está en muy malas condiciones”.
Ya no se pueden amarrar botes al muelle, la comunidad de San Pedro y mediante sus escasos recursos intentaba arreglarlo, pero ahora ha sido imposible, agregó su presidenta.
“Las condiciones son malísimas, ya no hay botes porque el muelle esta súper malo. Nosotros todos los años lo hemos arreglado a través de la comunidad San Pedro, pero ahora ya está demasiado deteriorado y la verdad es que no hay fondos para decir que nosotros lo vamos a levantar. Por eso le pido a las autoridades que vengan a ver el muelle, porque da mucha lastima ver que este lugar este así”.
Los pescadores han tenido que buscar otras alternativas para dejar sus botes o lanchas cerca de la orilla, embarcaciones que les permiten realizar sus viajes para traer el sustento a sus familias durante gran parte del año.