Los protagonistas del delito son todos menores de edad y utilizando armas blancas amedrentaron a la víctima. Luego escapan, siendo perseguidos, alcanzados y detenidos por Carabineros de Puerto Aysén en la ruta hacia Mañihuales.

Durante la noche del miércoles y madrugada de este jueves, personal de Carabineros de la Segunda Comisaria de Puerto Aysén, realizó un operativo en coordinación con la Primera Comisaria de Coyhaique, relacionado a un denuncio por el delito de robo con intimidación de un vehículo particular.
Los protagonistas de este hecho fueron cuatro menores de edad, quienes al huir del lugar de los hechos, fueron perseguidos, alcanzados y detenidos por el personal policial. Tal como lo detalló el Teniente Carlos Mesas.
“A eso de las 23:30 horas en la comuna de Coyhaique, ocurrió un robo con intimidación, protagonizado por cuatro individuos menores de edad, los cuales con armas blancas habrían intimidado al conductor de un vehículo, sustrayéndoselo. Se acogió la denuncia correspondiente y a raíz de las declaraciones de la víctima, se informó que dicho vehículo habría tomado la ruta 240, en dirección a Aysén”.
Al conocer esta alerta, el personal de Carabineros de la Segunda Comisaria realiza un patrullaje por la ruta 240, logrando advertir la presencia del móvil sustraído, efectuando en ese momento una persecución que continuó por la ruta X 50, camino hacia Mañihuales.
“El personal de Puerto Aysén es alertado por central de comunicaciones, los cuales se dirigen inmediatamente por la ruta 240, interceptándolo en el cruce Viviana, donde los individuos al ver la presencia policial toman la ruta X 50 en dirección a Villa Mañihuales. Aquí comienza una persecución y finalmente en el sector del Cruce Cabezas estos individuos salen de la ruta y comienzan a escapar a pie, el personal sale en su seguimiento y logran la detención de los cuatro individuos”.
El oficial de Carabineros, informó también que se incautaron las armas blancas utilizadas para cometer el delito y los cuatro menores de edad pasaron a control de detención en la ciudad de Coyhaique, que es donde se originó el delito.