Con recursos del Fondo Yo Confío en Mi Escuela se modificaron aulas de enseñanza media, ampliando su aforo y se instalaron acrílicos en las salas de educación básica, entre otras intervenciones.
Cerro Castillo.- En el Liceo Bicentenario Rural de Cerro Castillo de la comuna de Río Ibáñez y con la presencia del Seremi de Educación Sergio Becerra, el Subsecretario de Minería Edgar Blanco, el Alcalde de Río Ibáñez Marcelo Santana y la comunidad educacional fueron inauguradas las obras de mejoramiento de infraestructura y equipamiento para la prevención del COVID 19, las que fueron ejecutadas con recursos del Plan Yo Confío en Mi Escuela del Ministerio de Educación.

El proyecto, que significó una inversión de más de 24 millones de pesos, consistió en la intervención de muros intermediarios existentes de cuatro salas de clases, reemplazándolos por un muro plegable que permite la unión de dos salas de manera temporal. Esta acción se llevó a cabo con la instalación de rieles de acero y hojas de muro plegable con marco madera, aislante de ruido y terminación de superficie de madera machihembrada por ambas caras, además se consideró el mejoramiento de muros y pisos por superficies lisas y lavables, la instalación de protectores modulares de acrílico para favorecer el distanciamiento físico entre estudiante durante las horas de clases. La iniciativa también contempla instalar lavamanos portátiles.

La directora del plantel Carolina Aceituno detalló que “Esas intervenciones nos permiten aumentar el aforo de las salas de enseñanza media. En el área de Educación Básica instalamos acrílicos en cada mesa de las aulas de primero a sexto básico con la finalidad de mantener el distanciamiento físico que dicta el protocolo sanitario. Todo lo anterior favorece la presencialidad que hemos tenido desde el inicio del segundo semestre, con todos los niveles desde NT1 hasta cuarto medio. Esto es importante porque podremos tener a la gran mayoría de nuestros estudiantes en el liceo y continuar trabajando para disminuir la brecha de aprendizaje que produjo la falta de clases producto de la pandemia. Tenemos la convicción de que con las clases presenciales hay mayores aprendizajes y se potencia el desarrollo socioemocional de nuestros niños y jóvenes”.

El sostenedor del establecimiento, Alcalde Marcelo Santana Vargas destacó que “Con los recursos del Ministerio de Educación, hemos podido ampliar el aforo de las salas de clases. Nuestro liceo que partió como un sueño con muy pocos estudiantes hoy es una realidad. Tenemos matrícula de 23 alumnos en primero medio; por ende, había que adecuar las salas y estos recursos apuntaron en esa dirección. Además, con recursos del Fondo de Apoyo a la Educación Pública FAEP adquirimos pantallas táctiles y computadores que permitirán funcionar con clases híbridas y telemáticas en caso de sea necesario funcionar en esa modalidad”.

Por su parte, el Seremi de Educación Sergio Becerra recordó que el Plan Yo Confío en Mi Escuela financió proyectos de nueve colegios municipales por un monto total de $232.154.344 pesos lo que les permite mejorar los espacios físicos de los colegios y adecuarlos para el retorno a clases, siguiendo los requerimientos de la autoridad sanitaria, entregando así condiciones de seguridad que favorecen el alto porcentajes de colegios abiertos con clases presenciales que hoy tiene la Región de Aysén.

“Vemos que las comunidades educativas confían en sus escuelas y están enviando a sus hijos a clases. Prueba de ello es que tenemos un 95 por ciento de apertura y presencialidad de estudiantes en los colegios de la región. Con estos recursos estamos generando todas las medidas necesarias para brindarles espacios seguros y con las medidas sanitarias correspondientes para recibir nuevamente a nuestros estudiantes, docentes y asistentes de la educación. Las clases presenciales son irremplazables y por ello estamos trabajando sin descanso para el retorno seguro a clases durante el segundo semestre”, concluyó el Seremi.