La Delegada Presidencial enfatizó que es “una ley tremendamente importante en el avance de lo que es un trabajo más transversal, con una mayor pertinencia regional que es relevante para cada una de las regiones”.

Coyhaique.- La estructura del SINAPRED está conformada por comités para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Dar a conocer e informar los avances y desarrollos que se han logrado en la nueva Ley –promulgada hace menos de un mes por el Presidente Sebastián Piñera– que establece el Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SINAPRED), fue parte del objetivo de la capacitación que tuvieron esta semana la Delegada Presidencial, Margarita Ossa, junto a la Gobernadora Regional, Andrea Macías, cuya presentación estuvo a cargo del director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Sidi Bravo.

El nuevo sistema, que incorpora avances relevantes en función de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en estos últimos años en el actual Sistema Nacional de Protección Civil y en la Onemi, busca actualizarse para reforzar y alcanzar a llegar los estándares de excelencia en la Gestión del Riesgo de Desastres (GDR) centrados en la prevención y territorialidad, según lo recalcado por la Delegada Presidencial de Aysén, Margarita Ossa.

“Una ley tremendamente importante en el avance de lo que es un trabajo más transversal, con una mayor pertinencia regional que es relevante para cada una de las regiones; y que busca, en definitiva, crear este sistema, cambiarle –de cierta forma– la cara a Onemi, darle la importancia que corresponde, para poder avanzar en una lógica que muchas veces queda atrás, desde la visión país que es la gestión de riesgo. Es decir, trabajar desde los municipios hasta el nivel nacional, a través de los comités, y poder de esta forma manejar de mucha mejor manera los recursos”, recalcó Ossa.

Por su parte, la Gobernadora Regional, Andrea Macías, enfatizó que el SINAPRED “nos va a dar la oportunidad de poder generar todas las coordinaciones necesarias y establecer, además, responsabilidades en materia de gestión de riesgo y desastre. Esto es fundamental para nuestra región, considerando que tenemos características únicas y muy diversas que nos exponen de manera mucho más habitual al riesgo, dado por los procesos de sequía, hoy día por el calentamiento global, por todos los impactos que está sufriendo el medioambiente; a propósito también de la presencia nuestra como seres humanos”.

Características
El Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres es integrado por un conjunto de entidades públicas y privadas con competencias relacionadas al ciclo del riesgo de desastres y a los cuerpos normativas de éste, cuyos integrantes se organizan de manera desconcentrada y descentralizada (desde el ámbito comunal, provincial, regional y nacional). Además, su estructura está conformada por los comités para la Gestión del Riesgo de Desastres.

También establece una serie de instrumentos de gestión del riesgo de desastres, desde la política, los planes para la gestión del riesgo de desastres, los planes sectoriales, los mapas de amenaza, los mapas de riesgo, el sistema de informaciones y al sistema de alerta temprana (y dentro de éste al sistema de comunicaciones), según lo detallado por el director regional de Onemi Aysén, Sidi Bravo.

“Es sumamente importante y decidor poder trabajar en conjunto con la Gobernadora Regional y la Delegada Presidencial en estas temáticas, que no solamente tienen que ver en el tema de respuesta sino que el ciclo completo del riesgo que implica tanto las amenazas antrópicas o socio organizativas naturales como ambientales en la región. Y, por lo tanto, es un desafío relevante para poder desarrollar en los próximos meses junto al Gobierno Regional y la Delegación Presidencial para tener una estructura, una política, que nos permita tener mayor resguardo a nuestros habitantes en la región como también al medioambiente y sus bienes”.