Con una ceremonia Cívico – Militar realizada en la Plaza de Armas de Coyhaique, se conmemoraron, este 20 de Agosto, los 243 años del natalicio del Padre de la Patria, Capitán General Bernardo O´Higgins Riquelme.
Coyhaique.- La actividad oficial contó con la presencia de la Gobernadora Regional de Aysén, Sra. Andrea Macías Palma y la Delegada Presidencial Regional Sra. Margarita Ossa Rojas, acompañadas por el Comandante General de la Guarnición de Ejército de la Región de Aysén y Comandante en Jefe de la IV División de Ejército, General de Brigada Luis Felipe Pérez Astorga.

Durante la alocución, del Comandante del Grupo Artillería del Destacamento N°14 “Aysén”, Teniente Coronel Luis Correa Cabrales, resaltó los principales hitos de la vida del libertador y lo que significó para nuestro país. En sus palabras señaló “Rindamos un homenaje a quien nos legó un ejemplo de vida, como ciudadano, gobernante, legislador, militar y agricultor señalándonos el camino de unión nacional, al demostrarnos que no hay nada que este por sobre la Patria, cuando se trata de defenderla o impulsar su desarrollo”
Posteriormente, las autoridades civiles y castrenses depositaron ofrendas florales frente al busto del Prócer. Acto seguido, se dio inicio al desfile, en el cual participaron delegaciones de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad.

Para enfrentar las bajas temperaturas en la ciudad de Coyhaique, personal militar de la Compañía Logística Divisionaria N°4 “Coyhaique” de la IV División de Ejército, sorprendió a quienes transitaban por la Plaza de Amas de la ciudad con la entrega de un café caliente.

Para esto, se instaló una cocina de campaña, donde los efectivos respetando todas las medidas sanitarias, elaboraron y repartieron café a quienes circulaban por el sector o bien presenciaban la ceremonia en conmemoración al Natalicio del Capitán General Bernardo O´Higgins Riquelme.

La iniciativa tuvo una gran aceptación por las personas quienes valoraron y agradecieron la acción, lo que les permitió hacer un alto en sus actividades y compartir un momento entre civiles y militares.