Una nueva polémica enfrenta el Alcalde Julio Uribe Alvarado, ya que, en las últimas horas molestas han reaccionado las integrantes de la Feria Libre de la porteña ciudad, debido a que progresivamente les estarían disminuyendo el espacio que recibieron en comodato en la administración anterior, comodato que se extiende hasta el año 2023.
Aysén.- Según la presidenta de la organización, Soledad Ojeda Argel, hace un tiempo les avisaron que construirían nuevas oficinas municipales, las que se emplazarían en parte del galpón que ellas ocupan para la feria, a lo que, en ningún caso se opusieron, ya que les brindarían un espacio alternativo a los socios y socias que debían dejar el recinto para las nuevas instalaciones de la municipalidad.
“Hubo una situación bien compleja con el director de Dideco, que obviamente entendemos que la persona no se manda solo y que hay jefes de por medio. Porque resulta que nosotros tenemos un espacio que es un comodato y en el documento que yo tengo dice que es a 6 años, en el año 2023 caduca este documento y también el documento establece unos límites, que son 947 metros cuadrados. Como mucha gente ha podido ver, aquí se construyó una oficina que obviamente va en beneficio de la comunidad y que va enfocado a los niños, nosotros amablemente y en conversaciones de palabra, porque no hay ningún documento por escrito, cedimos el espacio para que se pudiera construir y se aprovecharan los recursos municipales, porque fue a través de un proyecto”.
La dirigenta añade que, “este proyecto no tiene continuidad, es solamente una oficina y estaban considerados de 3 a 6 metros, pero aquí hay mucho más que se esta ocupando. Por ende, 15 locales de nuestros asociados tuvieron que salir de aquí para que se pueda construir, una vez que se terminara este proyecto se tuvo que haber entregado nuevamente el espacio para que volvieran los socios que habían salido amablemente también para que se construyera esta oficina. En virtud de esto, con el asesoramiento de los abogados tanto de la Confederación Nacional de Ferias Libres que es don Héctor Tejeda y don Eugenio Canales, que es el abogado que nos está asesorando, hay un documento que dice que nosotros podemos ocupar y gozar de este espacio hasta que dure el comodato”.
Ante esto, la presidenta de la Feria Libre de Aysén, aclara que, “si el señor Alcalde o el director de Dideco quisieran sacarnos de acá, van a tener que buscar un lugar para que nos vayamos todos. Lo mismo pasa con los socios que están ocupando un espacio en la casa de la cultura y que no es por gusto, sino que es, porque no nos han entregado el espacio acá y donde se construyó este tema de la oficina. Entonces, a lo que nosotros queremos llegar es a un buen consenso, un dialogo, es poder conversar y poder trabajar con ellos. Ahora, si el señor Alcalde o el director de Dideco tomaran la decisión de que nosotros tenemos que salir de aquí, tiene que estar aprobado antes de la fecha limite por todos los Concejales y eso está establecido en el documento”.
RESPUESTA DEL ALCALDE

En tanto, el Alcalde de la comuna de Aysén, Julio Uribe, respondió a los cuestionamientos de la dirigenta, invitándola a conversar.
“Decirle a esta dirigenta que las puertas de esta alcaldía están abiertas por si ella tiene alguna inquietud. Tuve la visita de todas las dirigentas hace algunas semanas atrás, donde estamos buscando y haciendo las gestiones para tener otras dependencias, yo les dije que jamás ha estado en mi mirada sacarlas o dejarlas sin un espacio de trabajo, creo que fui bien claro y enfático en eso. Ante cualquier dificultad, yo estoy dispuesto a conversar, pero, en mí no ha estado ninguna instrucción de mover nada de lo que venía ya instalado”.
Respecto a que posibles cambios en el recinto que ocupa la Feria podría estar asociado a temas políticos, el Alcalde Julio Uribe, lo descartó e insistió que está dispuesto al dialogo para llegar a acuerdos.
“Aquí hubo modificaciones el año pasado, hubo personas que se trasladaron a la casa de la cultura, según la información que ellas me dieron y yo les dije que no tenía contemplada ninguna ampliación, nada. Solamente que las dependencias en las que están y como se habían mantenido desde que asumí como Alcalde, eso se mantendría así, hasta no buscar otro lugar donde ellas se puedan instalar. Pero acá, ha existido una tremenda polémica por redes sociales, nadie ha venido a hablar conmigo y tampoco no hay instrucciones por parte del Alcalde de sacarlas. Aducen política y yo creo que es al revés, acá yo no tengo ningún problema con ellas, no he ordenado nada, entonces, si ellas tienen algún problema con el primero que tienen que hablar es conmigo”, puntualizó el Alcalde de Aysén.