Positivo es el balance a dos semanas de la puesta en marcha del programa Escuelas Saludables Para el Aprendizaje, ESPA, en cuatro establecimientos educacionales municipalizados de la comuna de Aysén.
Aysén.- La iniciativa, que forma parte del convenio suscrito entre la municipalidad de Aysén y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, a través de la Dirección de Educación Municipal y el departamento de Salud del Estudiante de JUNAEB, específicamente, tiene como principal objetivo promover estilos de vida saludable, con especial enfoque a las condicionantes de actividad física.
Ello, a través de la generación de rutinas de ejercicios y pausas activas en horarios definidos en las escuelas beneficiarias -Litoral Austral, Poetisa Gabriela Mistral, Ribera Sur en Puerto Aysén, y Almirante Simpson en Puerto Chacabuco-, las cuales están a cargo de monitores profesores de educación física y apuntadas a estudiantes de niveles prebásicos y primer año de educación básica.
Al respecto, Cynthia Arraño, coordinadora de la Unidad Extraescolar, Salud y Deporte del DEM Aysén, manifestó su conformidad tras el inicio de este programa que, además de contratar un monitor específico de las áreas deportivas, permite la adquisición de insumos deportivos en beneficio de los estudiantes, y que una vez finalizado, quedará en manos del establecimiento para su uso habitual. “Estamos muy contentos, ya que hemos podido a comenzar a trabajar en las cuatro escuelitas. Esto, porque para las clases se exige presencialidad y debido a la cuarentena, las fases en que hemos estado y las actualizaciones del plan Paso a Paso, hemos tenido que retrasar el inicio, pero estamos felices de poder instaurarlo”, indicó.
Escuela Ribera Sur
Para el monitor deportivo de la escuela Ribera Sur, Sebastián Rojas, el retorno a la actividad física con los más pequeños en gimnasios, “ha sido bastante entretenido. Ahí es donde a uno también vuelve a sentir la vocación de ser profesor”.
El profesional, quien fuese alumno de la escuela en que hoy trabaja, indicó que si bien ha habido algunas dificultades propias del proceso “se entienden, porque los niños han estado mucho tiempo sin escuela regular de forma presencial. Todavía les cuesta seguir algunas indicaciones, pero básicamente lo que se busca es darles un momento entretenido, sacarlos de su rutina de la escuela, de las clases y poder también enfocar hacia la vida activa, la vida saludable que con esto de la pandemia nos ha golpeado a todos, sobre todo en la parte de salud”.
El fin de estas actividades, que se desarrollan de lunes a viernes -de 10.45 a 11.00 horas, en el caso de niveles prebásicos; y de 11.45 a 12.00 para 1eros y 2dos básicos-, “es sacar a los niños del sedentarismo, pensando en evitarles el tema del sobrepeso y la obesidad, y con ello, las enfermedades crónicas no trasmisibles que vienen derivadas de estos problemas. Así, van generando rutina de hacer alguna actividad que luego les crea el hábito de salir a jugar, salir a correr, volver a tener esa niñez que se ha perdido de cierta manera por el encierro”.
Escuela Gabriela Mistral
Francisco Coliboro, monitor del programa en la escuela Poetisa Gabriela Mistral, dio cuenta de la buena disposición con que ha sido acogida esta iniciativa en el establecimiento educacional, lo que facilita la participación de las y los estudiantes en estos espacios activos. “Desde el día uno, la escuela se ha mostrado dispuesta a las participaciones del taller, se organizaron los tiempos, lo que ha permitido que los alumnos puedan ser parte en horarios que se han dispuesto para ello, que son lunes, martes, jueves y viernes de 11.00 a 11.30 horas”.
Agregó que “los niños han tenido una excelente llegada porque son actividades más lúdicas así que todos están con la mejor disposición. Como son pequeños la metodología es diferente porque lo que se busca es aprovechar al máximo el tiempo que tenemos con ellos para que jugando aprendan y con el foco siempre en la entretención. La idea de instalar estos programas es que sepan apreciar la actividad física y el deporte, además gastan sus energías y así poco a poco ir reduciendo los índices de sobrepeso y obesidad que existe en la región y, específicamente, en la comuna”.

Escuela Litoral Austral
Ad portas de iniciar en esta escuela se encuentra el programa ESPA, en el que su monitora, Carol Valderas, ya ha iniciado el contacto a través de la visita al recinto estudiantil para conocer los espacios en que hará efectiva sus rutinas. “Los profesores, la comunidad educativa en general, nos recibieron súper bien. Así que vamos avanzando. Ya la próxima semana iremos a conoceremos a los pequeños, y lo importante es que sabemos que por el momento están asistiendo varios niños a la escuela”, manifestó la profesora de educación física.
La instancia, que inicialmente se efectuará los días miércoles y jueves, y que luego espera poder incorporar los lunes y martes con niños de primer año básico y, “si es posible, segundo básico también porque queremos que la mayor cantidad de niños puedan divertirse aprendiendo jugando, con seguridad”, manifestó la docente.
Además, invitó a los padres a que envíen a sus niños a clases, porque “haremos muchas actividades, especialmente hoy cuando hay tanto sedentarismo. Y nos afectan tanto las nuevas tecnologías. Igual hay muchas actividades que los niños pueden incluir en sus vidas diarias, que permiten la vida sana, el cuidado personal, todo sin dejar de divertirse”.

Almirante Simpson
“Nosotros estamos haciendo estas pautas de recreo donde intervenimos en los cursos durante 15 minutos y que ha funcionado super bien. Los niños al no tener recreo lo ven como su espacio recreativo, siempre respetando las normas como mascarillas, espacio entre personal. También el colegio está muy dispuesto porque esto es un beneficio para todos”, señaló Fidel Díaz, profesor monitor del programa en la escuela Almirante Simpson en Puerto Chacabuco.
El docente, que además trabaja en dicho establecimiento, haciendo clases regulares de educación física, manifestó al respeto que “esto es una ventaja porque conozco a los niños, está la confianza, los niños me conocen, por lo cual todas las clases ha sido muy buenas, nunca hemos tenido inconvenientes”.
Al respecto, lunes y jueves de 12.30 a 12.45, y los días martes y miércoles de 9.30 a 9.45 es el turno de los niveles de prebásica, mientras que de lunes a jueves de 11.10 a 11.25 corresponde a primer y segundo año básico.
De entre las diversas estrategias utilizadas, de cara a conquistar a este grupo de estudiantes, cuya edad fluctúa entre los cuatro y seis años de edad aproximadamente “la música que les gusta es una muy buena opción, hoy está muy de moda el tik tok, así que hacemos las actividades y luego como premio pongo la música que ellos elijen y eso ha dado mucho resultado”.
A juicio del profesional, “el objetivo al que apunta este programa es demasiado importante. El sedentarismo y la obesidad han aumentado mucho, especialmente en el sur de Chile, y el ESPA busca combatir esto que muchas veces en las casas los padres por temas de tiempo no pueden hacerlo. Este programa ayuda a incentivar que los chicos hagan un poco más de deporte, y estén en contacto con la educación física que no es sólo ejercicios, sino también juegos y áreas recreativas”, finalizó.