Brindar un soporte económico de por vida para Agustín Vidal (4) y su madre Daniela Barría (33) de Coyhaique, es parte de la coordinación que hizo la Delegada Presidencial de Aysén, Margarita Ossa, con la entrega de una pensión de gracia a la familia para cubrir los gastos de los cuidados especiales del menor, quien padece de una discapacidad al 100% a pesar de tu corta edad.

Coyhaique.- Daniela es jefa de hogar y tiene además dos hijos de 13 y 15 años, ambos estudiantes, los cuales viven –desde el año pasado– en un departamento nuevo que entregó el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), a través de un subsidio habitacional.

“Todo gracias a ti, eres una gran mujer, una madre maravillosa; por tu hijo todo”, destacó la Delegada Presidencial hacia la mamá de Agustín, quien se ha esmerado en todo momento por sacar adelante a su familia, luchando todos los días para que el niño tenga una mejor calidad de vida, sin escatimar esfuerzos para ello.

El pasado 21 de julio el menor tuvo que ser intervenido por una tenotomía en la cadera, la cual le permitió soltar sus tendones y estirar sus piernas sin dificultad. “Fue una operación igual complicada, pero él es tan maravilloso que cuando salió del pabellón parecía como si no tuviera nada. Nunca tuvo dolor ni llanto. Por él yo todo, si tengo que dejar los pues en la calle, los dejo”, precisó Daniela.

Agustín es controlado en el Hospital Regional de Coyhaique y ahora está asistiendo a la Teletón. Además, su madre habló con el alcalde de la ciudad para que tuviera sesiones de kinesiología una vez a la semana, las cuales ya se están ejecutando.