Viviana Benavides, manifestó que, “¿Qué quieren ellos?, que uno venga, les patee la puerta, haga algo, haga escándalos, parece que de esa forma están ellos acostumbrados a recibir a la gente, con educación parece que no funcionan”.

Puerto Aysén.- Una amplia agenda de actividades, entregas de terreno, visita a otros y hasta asados compartió el Ministro de Vivienda, Felipe Ward, en Puerto Aysén, pero cuando una dirigenta habitacional, presidenta del comité “Sueño Patagón”, Viviana Benavides, pidió hablar con él, sin que se bajara del vehículo.
Gestos que molestaron a la dirigenta, sumado al actuar que habrían tenido en el tiempo, el Seremi Diego Silva y el director Serviu Nelson Quinteros. Además, Viviana Benavides, aseguró que de la visita de la máxima autoridad del Minvu se enteró por la televisión, ya que no se programaron reuniones ni menos a ellos los invitaron a alguna actividad.
“Me enteré por la tele que el Ministro estaba acá en la región, trate de venir a hablar con él, me vine sola, tratando de ver la molestia de mi gente, porque yo represento a un comité de vivienda y esto que están haciendo el Seremi de Vivienda y el Director del Serviu es un acto para mi discriminatorio, porque a nosotros nunca nos han tomado en cuenta”.
A pesar de llevar 13 años luchando por la casa propia, Benavides, afirmó que en este periodo de gobierno, es primera vez que ve al Ministro de Vivienda. “Primera vez que veo al Ministro, porque desde el año pasado hemos tratado de comunicarnos con él y no nos tomaron ni en cuenta, según él iba a hacer una reunión por zoom, lo mismo que dijo ahora, ya está grabado así es que esperemos que se concrete esa reunión la próxima semana, el día martes dijo y ver que nos responde y cuando nos hacen a nosotros la entrega de terreno”.

La presidenta del comité “Sueño Patagón”, insistió en que esperan que así como se avanza con otras familias, ellos merecen sus casas, que pronto les entreguen el terreno y firmen el contrato con la empresa para dar el inicio a la construcción de sus viviendas.
“Ya la licitación esta lista, pero falta eso, la entrega de terreno para poder firmar el contrato con la empresa. No es un tema en contra de nadie, aquí en Aysén la mayoría de la gente se conoce, somos todos vecinos, hemos trabajado juntos, si a mi vecino le toca su casa, genial, lo felicito, que bueno, es su logro. Pero también nosotros tenemos el mismo derecho que ellos, nosotros estamos trabajando en un mismo terreno y estamos a la par, la compactación fue para las 15 hectáreas y ya se terminó, lo justo es que, si hay una entrega a nosotros también nos entreguen. No nos hagan esperar un mes más o esperar que ellos tengan todas las casas construidas y recién a nosotros se nos pueda entregar el terreno, eso es lo que nosotros no queremos”.
En este tipo de iniciativas, sobre todo el sueño de la casa propia, “podemos trabajar todos juntos, en Aysén somos todos unidos, no podemos tener esa rivalidad, entre nosotros eso no debe existir, menos como dirigentes ni como vecinos. La idea es que sea igualitario para todos, nosotros llevamos muchos años, la gente ya se está cansada e incluso han pensado en la posibilidad de postular a otro tipo de subsidios, podemos sacar la plata y retirarnos, eso me dicen. Pero no se puede, porque el Serviu te castigas si tú te retiras porque ya tienes un subsidio, son 5 años creo, yo les digo a la gente que no pueden retirarse, tienen que seguir esperando porque ya tenemos casi todo listo”.
La dirigenta, aseguró y le enrostró de frente al Seremi de Vivienda Diego Silva, que lo ha llamado en reiteradas ocasiones, le ha enviado mensajes y sin embargo no ha contestado. Lo mismo ha hecho Viviana Benavides, llamado a la delegada provincial Serviu, Gladys Salas, quien menos le contestó las llamadas, afirmó. Por ello, manifestó que, “¿Qué quieren ellos?, que uno venga, les patee la puerta, haga algo, haga escándalos, parece que de esa forma están ellos acostumbrados a recibir a la gente, con educación parece que no funcionan”, puntualizó Viviana Benavides.