– Concurso de la Fundación Luksic recibió más de 14 mil solicitudes, 125 a nivel regional. De estas, un 59,20% son mujeres.

Aysén.- Los emprendedores de la Región de Aysén figuran nuevamente en el ranking de postulaciones, de entre las más de 14 mil solicitudes que se recibieron a nivel nacional, en la apertura de la cuarta versión de Impulso Chileno.

El concurso de emprendimiento de la Fundación Luksic recibió 125 postulaciones de emprendedores de la XI Región, lo que equivale a un 0,88% del total de las solicitudes recibidas. De estas, el 59,20% son de mujeres y provienen mayoritariamente de los rubros de comercio (31), alimentación (29) y servicio (22).

En esta nueva versión de Impulso Chileno se recibieron en total 14.218 mil postulaciones, de las cuales el 64% provienen de regiones fuera de la Metropolitana.
El concurso de emprendimiento de Fundación Luksic tiene como objetivo apoyar de manera integral y concreta a emprendedores de todas las regiones del país.

En su edición de este año se duplicó el número de ganadores y premiará a 200 emprendedores de todo el país.
“Las más de 14 mil postulaciones que hemos recibido, a lo largo de todo Chile, nos motivan a seguir comprometidos con apoyar a los emprendedores de manera integral. Además, nos pone especialmente felices que el 60% de las postulantes sean mujeres.
Seguiremos trabajando para que los 200 ganadores de esta cuarta versión de Impulso Chileno puedan hacer despegar sus negocios”, dijo Paola Luksic, presidenta de Fundación Luksic

Semifinalistas

La cuarta convocatoria de Impulso Chileno cerró el pasado domingo 10 de octubre. Los 1.000 semifinalistas serán anunciados el 02 de noviembre a través de las redes del concurso y del sitio web www.impulsochileno.cl.
Los emprendedores que resulten seleccionados para ser parte de la cuarta versión del concurso serán anunciados la segunda semana de enero del 2022. Los 200 ganadores recibirán financiamiento, entre $3 y $5 millones, más acompañamiento académico, que implica clases dictadas por la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y mentorías personalizadas, a cargo de la Corporación Simón de Cirene, entidad experta en emprendimiento.