El legislador además criticó duramente al Gobierno, acusándolo de ser “un mero espectador” en el debate que se ha instalado por el alto precio del gas licuado.
Valparaíso.- Como un informe contundente calificó el Presidente de la Comisión Investigadora del gas licuado, diputado Miguel Ángel Calisto, el documento aprobado hoy en dicha instancia legislativa y que establece que “existen especiales condiciones que podrían dar origen a una colusión en el mercado del gas”, por lo que aseguró que tras estas conclusiones, “el Gobierno está siendo cómplice de estas empresas al no presentar aún ningún proyecto que modifique el marco regulatorio en este mercado”.
Según el legislador, “en el informe establecemos que existen antecedentes suficientes para suponer que hay colusión en el mercado del gas licuado, con una alta concentración, baja intensidad competitiva y con precios que no han dejado de subir en las tres principales marcas, a pesar que hubo periodos importantes donde el petróleo bajó de precio, lo que nunca benefició a los consumidores”.
“La Fiscalía Nacional Económica estima que la gente paga anualmente 181 millones de dólares extra, es decir, cerca de un 15% de sobre precio. Esto es un abuso que no podemos dejar pasar, por lo que instamos al Fiscal Nacional Económico a que presente un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia por la eventual colusión en el mercado del gas licuado de petróleo”, indicó el legislador.
Calisto además señaló que “también hacemos una crítica fuerte al Gobierno, porque ha estado como un mero espectador en todo esto, mientras son los propios municipios los que se la están jugando para buscar una alternativa que permita bajar los precios. El Gobierno está siendo cómplice al no presentar aun un proyecto para modificar el marco regulatorio”.
“En nuestro informe estamos planteando una serie de propuestas para modificar el marco regulatorio del mercado del gas, como que las distribuidoras mayoristas no deben acceder a la propiedad, o al control o administración ni en forma directa ni indirecta de las empresas que distribuyen en forma minorista el GLP, y ello a nivel nacional; prohibición de todas las cláusulas que importen exclusividad o exigencias al distribuidor minorista de ser monomarca; los distribuidores minoristas deben tener completa y total libertad de comercializar la o las marcas de GLP que más le convengan conforme el precio de mercado vigente, entre otras medidas”, indicó Calisto.
Situación de las Zonas Extremas
En el informe también se establece un punto relacionado al alto costo que tiene este elemento en las Zonas Extremas. Ante esto, Miguel Ángel Calisto señala que “en nuestro informe reconocemos la gran diferencia de precios que existe en las localidades más alejadas de nuestro país, como es el caso de la Región de Asyén. Por eso estamos solicitando que se cree un mecanismo que permita a las zonas extremas tener el mismo subsidio que existe en Magallanes para el gas. Como Comisión Investigadora apelamos al principio de “misma razón, misma disposición”.