Habilidad musical, destreza instrumental y experiencia a borbotones fue lo que este viernes se vivió en Puerto Aysén, durante la presentación de la destacada música, Magdalena Rosas acompañando al concertista internacional, Matías de Oliveira Pinto.
Puerto Aysén.- Niños, jóvenes y adultos mayores arribaron hasta las dependencias de la Biblioteca Municipal, donde disfrutaron de más de una hora de las mejores piezas musicales del compositor alemán, Johann Sebastian Bach, en el marco del proyecto denominado “Concierto Bach en la Ruta Austral”, a través de la magistral interpretación de los dos reconocidos profesores de música y violonchelistas.
De esta manera, Magdalena Rosas y De Oliveira Pinto, directora ejecutiva y director musical, respectivamente, del Festival Internacional de Violonchelos Patagonia Chelo-fest, se presentaron en la comuna de Aysén, en que además estuvieron presentes los estudiantes del taller de violonchelo de la Orquesta Escolar Comunal de la Dirección de Educación Municipal aysenina, quienes se mostraron maravillados con este concierto, que finalizó con la interpretación de la popular ranchera “mate amargo”.
Dada la relevancia que adquirió el evento -del que fueron parte el alcalde de la comuna, Julio Uribe; los concejales Silvia Klagges, Alejandro Soto, Rosa González y Jorge Figueroa; y la directora DEM, Tamara Villegas-, y pese a que los participantes debieron inscribirse mediante casilla electrónica, dado el contexto de pandemia, la alta demanda por parte de la comunidad, obligó a la instalación de sillas y parlante fuera del recinto bibliotecario para que, de esta manera, quienes no pudieron ingresar, de todas maneras disfrutaran de la música interpretada por el brasilero.
En este sentido, feliz se mostró el artista, afincado desde hace algunos años en Alemania, y quien recorre el mundo dando cuenta de su talento en el instrumento de cuerda. “Muy, muy lindo porque es la sociedad haciéndose parte de un todo. Jóvenes, niños, adultos mayores, todos disfrutando la música clásica, maravilloso eso. Realmente, les felicito a ustedes por este movimiento de cultura que hay con los jóvenes profesores de música que tienen, es una visión para ir al futuro, un futuro mejor. Es muy importante porque Aysén tiene muchos niños y jóvenes muy talentosos, sólo hay que darles la oportunidad de crecer, de mejorar, para hacer un mundo mejor, y para eso la música es esencial, en la educación, en generar inspiración en la gente. Imagina cómo sería el mundo si no existiera la música. Es imposible, y si los jóvenes cuentan con esto, tendrán una dimensión distinta de lo que pueden ser en el futuro”, manifestó De Oliveira, refiriéndose así al desarrollo de una clínica musical que brindó a los niños y niñas de la Orquesta durante la mañana de este viernes.
Por su parte, Magdalena Rosas definió al público aysenino como “la mejor recepción de todos los conciertos que hemos tenido en el último tiempo. Alcalde, concejales, directora DEM, hay onda aquí en Aysén, definitivamente. Eso se nota, y siempre es un agrado”.
Sobre una nueva versión del Chelo-fest, programado para los días 20 al 23 de enero en Coyhaique, Rosas Ossa indicó que “nosotros estamos esperando que vengan los niños de Aysén, y yo me atrevo a decir que esto que está haciendo la municipalidad de Aysén es muy muy significativo, muy importante. Sigo atentamente los pasos y las actuaciones de la orquesta escolar comunal de Aysén, y su directora musical, Patricia Araya es una tremenda profesional, con estudios en Europa, que sabe de qué estamos hablando, y lo maravilloso es que con el apoyo del DEM todo será más fácil. Sin el apoyo de la institución cuesta mucho poder perdurar el tiempo. Si siguen adelante tal cual lo están haciendo, con fuerza y paciencia, en un tiempo más estoy segura que tendrán una orquesta sinfónica de primer nivel en Aysén. Reitero mis gracias al DEM, a su directora, el alcalde, a los concejales, porque son todos ellos los que hacen que esto sea posible. Todos para uno y uno para todos, ese debe ser el lema”.
Para la directora DEM, Tamara Villegas, apoyar estas actividades es esencial para continuar proyectando la Unidad de Orquestas Escolares, uno de los principales sellos de la dirección que representa, y que hoy se traduce en la realización de las terceras jornadas musicales en la comuna, de la que participan una cincuentena de estudiantes de las diversas localidades, a través de los talleres de violonchelo, viola y violín. “Estamos muy contentos. Agradecer la participación de estos dos tremendos músicos que quisieron estar aquí y que dieron cuenta de la vasta trayectoria que poseen. Por nuestra parte, siempre prestos a seguir colaborando con nuestros niños y niñas músicos, y lo que necesiten para continuar tras sus sueños”, explicó.
Reacciones
Emocionada se mostró la vecina aysenina Alicia Rosales, quien presenció la puesta en escena y disfrutó cada una de las piezas musicales. “Hace muchos años vi algo como esto, cuando estaba cerca de Casa Blanca. Llegué ayer a Puerto Aysén, y estoy muy, muy feliz porque hoy pude estar aquí. Yo no entiendo de tecnología, así que no sabía cómo inscribirme, pero justo se liberó un cupo, y esa persona me incluyó a mí. Así que un tremendo regalo. Y estar aquí me encantó, y estoy tan agradecida, y tan contenta. Este es el mejor premio que me podrían haber dado. Ojalá que pueda seguir viniendo a Aysén gente así, tan profesional, de este nivel. Hace un tiempo fui a ver un pianista, me tomé una foto con él, y la tengo en mi casa y en mi corazón. Y ahora tengo una foto con este maestro así que feliz”.
En tanto, Natalia Vargas, mamá de uno de los integrantes del taller de Violonchelo en la orquesta Escolar, relevó que este tipo de iniciativas se desarrollen en la ciudad de forma abierta y gratuita para la comunidad. “Me pareció excelente, súper agradecida. Soy apoderada de la escuela Aysén, Mi hijo tiene 7 años, y hoy está feliz. Este músico es muy talentoso, es reconocido internacionalmente y poder hoy disfrutar de su música es increíble. Lamentablemente, no todos pudimos entrar a verlo por los aforos, pero sí desde fuera pude apreciar su presentación. Y lo más importante, mi hijo estuvo viéndolo en primera fila. Es una bonita experiencia para nuestros pequeños de poder acercarlos y abrir un mundo ante ellos, especialmente en esta zona más aislada donde quizás no hay tantas oportunidades para los niños”, finalizó.