Si bien los hechos ocurrieron el día 27 de enero pasado, la victima del irresponsable actuar de un conductor ebrio, decide hacer pública esta situación.

Puerto Aysen.- Preocupado por los daños ocasionados por un conductor que destruyó su móvil estacionado, se encuentra un joven conductor que el día 27 de enero pasado, se percató de un fuerte estruendo que finalmente dejó casi inutilizable su vehículo, el que fue impactado por un sujeto conducía en evidente estado de ebriedad e incluso terminó impactando el frontis de un inmueble.
Para el joven, víctima de estos hechos, quien solo entregó sus iniciales J.N.B. para referirse a lo ocurrido, quiso hacer público esta situación, debido a que en su momento no se conoció a través de la prensa y recalcó que única intención es que se haga justicia y esto, no quede impune.
“Esto ocurrió alrededor de las 03:20 de la madrugada del día 27 de enero, donde un sujeto ingresó con vehículo a una casa particular y a su vez con evidente estado de ebriedad, por lo que tengo conocimiento también hizo violación de morada. Mi vehículo estaba en la vía publica, sin embargo, estaba en un estacionamiento que esta entre la calle y la vereda, no estaba en la calle en sí, y al parecer, el otro móvil venía a alta velocidad. Con esto lo que uno pretende, es que, se haga justicia, que estas cosas no queden impune, porque en realidad, esto no apareció en ningún medio, ni en las redes sociales y es eso en realidad, solo espero que se haga justicia”.
Quisimos tener la información en torno al proceso investigativo del caso y confirmar que las indagatorias se están desarrollando por parte de la Fiscalía de Aysén.
“Se sigue una investigación por un delito de manejo en estado de ebriedad, violación de morada, negativa a la realización del examen de alcoholemia y esta situación quedo de manifiesto en el transcurso de la madrugada del 27 de enero. Fue detenido por personal de Carabineros, quienes realizan la fiscalización, lo siguen a esta persona que se arranca y se esconde al interior de una propiedad, en la cual ingresa sin autorización de sus propietarios. En el lugar es aprehendido y es donde se percata el personal policial que mantenía un fuerte halito alcohólico y que se estaba desempeñando en la conducción del vehículo motorizado, bajo los efectos del alcohol. Razón por la cual, se solicita realizar la prueba respiratoria, a la cual se rehúsa el detenido y posteriormente se traslada al hospital local, donde en primera instancia también se niega a realizar la prueba de alcoholemia”, detalló el fiscal jefe de Puerto Aysén, Pedro Poblete Viejo.
El día de ocurridos los hechos, el imputado fue detenido y puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, siendo formalizado por los delitos manejo en estado de ebriedad y violación de morada, sumado a la negativa de realizarse el examen de alcoholemia.
El fiscal Poblete, confirmó que el día del accidente hubo daños a otro vehículo, sin lesionados, añadiendo que, en este caso la investigación se desarrolla al igual que en otros accidentes y se continúan las diligencias investigativas, no es un caso especial. “Puedo señalar que la persona que fue detenida fue don Juan Carlos Farías, que es quien fue puesto a disposición en su oportunidad del tribunal, no existe investigación contra otras personas. La persona que fue sorprendida por personal de Carabineros, que evade la fiscalización y que es posteriormente detenido es él, contra él se está investigando, le asiste una presunción de inocencia y tendrá derecho a prevalerse de la prueba que sea necesaria o estime pertinente”.
El Tribunal determinó un plazo de 60 días para el cierre de esta investigación, mientras que el joven a quien el imputado chocó su vehículo, solo espera que se haga justicia, que el caso no quede impune y por lo mismo, no descartó iniciar acciones legales en contra de quien protagonizó los hechos.