La Corte de Apelaciones de Coyhaique acogió el recurso de amparo presentado por la defensa de cinco condenados que fueron trasladados por Gendarmería, desde el Centro de Detención Preventiva de Puerto Aysén a recintos penitenciarios de Puerto Montt y Valdivia.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol 7-2022), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Sergio Mora, Pedro Castro y José Ignacio Mora– acogió la acción judicial al considerar que la recurrida actuó en forma arbitraria e injustificada al disponer el traslado de los amparados.

“(…) del análisis de los antecedentes existentes, se establece, como primera situación, que la resolución que dispuso el traslado de los internos no fue notificada en la oportunidad que perentoriamente establece el artículo 28, inciso 6°, del D.S. 518, que contiene el Reglamento de Establecimientos Penitenciarios, esto es, que dicha resolución se debe notificar ‘en el día, o a más tardar el día siguiente, entregándole copia’, lo que no se cumplió, puesto que la referida resolución fue dictada con fecha 23 de marzo de 2022 y, de acuerdo con lo expresado por el abogado de la recurrida en estrado, la misma se notificó a los internos el día 31 de marzo del mismo año, constando que dicho traslado se produjo en la madrugada del día siguiente, esto es, el 1 de abril”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “(…) como una segunda circunstancia a considerar, se constata de los antecedentes allegados que no existe evidencia fehaciente respecto a situaciones graves de indisciplina o faltas de cumplimiento relevantes al orden interno, solo se mencionó en estrado alguna sanción por la tenencia de celulares al interior del penal, sin acompañar documentación suficiente que amerite considerar ello como infracción grave que justifique el traslado por razones de seguridad, máxime que, si bien se señalan antecedentes de conductas graves de organización delictual, ello lo ha sido en el marco de los hechos por los que ya fueron sentenciados en la causa Rit 57-2021, del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique, y cuyas penas se encuentran cumpliendo actualmente”.

Para el tribunal de alzada, en la especie: “(…) solo resta mencionar que, si bien también se fundamentó el traslado de los internos en el tipo de delito por el cual fueron condenados, esto es, tráfico ilícito de drogas, lo cierto es que tal presupuesto, en cuanto a la entidad del mismo, no tiene consecuencias en el régimen interno del penal en que se encontraban cumpliendo la condena los amparados, no siendo suficiente, per se, para justificar el traslado de los mismos, ni tiene respaldo en otros antecedentes aportados en la causa”.

Por tanto, se resuelve que: “SE ACOGE la acción constitucional de amparo deducida por el abogado Defensor Penal Público Penitenciario, Luciano González Gronemann, en contra de Gendarmería de Chile, representada por su Director Regional, Alberto Jara San Martín y, en consecuencia, se deja sin efecto la Resolución Exenta D.N. N° 1672, de 23 de marzo de 2022, y se decreta el retorno de los condenados Matías Andrés Bastidas Orellana, Diego Nikolás Bastidas Orellana, Agustín Nazlo Bastías Orellana, Luis Andrés Alejandro Silva Figueroa y Franco Damián Enrique Ibáñez Pacheco al Centro de Detención Preventiva de Aysén, para dar cumplimiento al saldo de su condena, debiendo cumplirse a la brevedad”.

Defensoría Regional de Aysén :

Al enterarse – por fuentes extraoficiales – de este traslado, la Defensoría Penal, a través de su defensor penitenciario, Luciano González, interpuso un recurso de amparo en favor de los cinco jóvenes, durante la misma tarde del jueves 31 de marzo. En el recurso de amparo, la Defensoría Penal argumentó que no existían fundamentos que justificaran dicho traslado, ya que los internos mantenían buena conducta, no habían protagonizado actos de indisciplina y por tanto no había evidencia que la presencia de los internos, constituyera un riesgo para la vida, la integridad física de las personas, o el orden y seguridad del establecimiento.
Sin embargo, los jóvenes fueron trasladados la madrugada del viernes 01 de abril. Horas antes, el padre de uno de ellos, se prendió fuego frente a la cárcel de Puerto Aysén, en señal de protesta y desesperación, acción que hoy lo mantiene hospitalizado por la gravedad de sus quemaduras.
FALLO FAVORABLE
La situación dio un vuelco cuando la Corte de Apelaciones de Coyhaique, comunicó la tarde de este jueves su decisión de acoger el recurso de amparo interpuesto por la defensa.
En su fallo, el tribunal de alzada señala que “se estima que la decisión en cuestión, de trasladar a los condenados a otros recintos penitenciarios, fuera de la Región de Aysén, no cumple con lo dispuesto en el artículo 28, del Decreto 518 (que Aprueba el Reglamento de Establecimientos Penitenciarios) (…), apareciendo que la decisión adoptada por la recurrida resulta arbitraria, toda vez que si bien su actuar se enmarcó dentro de las facultades y atribuciones que la ley y el reglamento le entregan (…) no resulta justificada a los antecedentes que la motivaron, por lo que no cabe sino acoger el recurso de amparo deducido en estos autos. (…) en consecuencia se decreta el retorno de los condenados (…) al Centro de Detención Preventiva de Aysén, para dar cumplimiento al saldo de su condena, debiendo cumplirse a la brevedad”.
Cristian Cajas, jefe de la Unidad de Estudios de la Defensoría Regional de Aysén, destacó positivamente este fallo, a fin que los cinco jóvenes puedan seguir cumpliendo su condena en la cárcel de Puerto Aysén, lugar en el que cuentan con una red de apoyo familiar en el exterior, lo que facilitará sus procesos de reinserción social.
El jefe de estudios comentó que Gendarmería de Chile “tiene la facultad de apelar este fallo ante la Excma. Corte Suprema, sin embargo, el fallo de la Ilustrísima Corte de Apelaciones es muy sólido, y se ajusta a la jurisprudencia reciente del máximo tribunal sobre la materia”, destacó.