La más baja cobertura de vacunación se concentra en el grupo de niños y niñas de 03 a 05 años de edad con un 44%. Autoridad sanitaria insiste en importancia de inmunizar a las comunidades educativas.

Coyhaique.- Pese a que en el segmento de 12 a 17 años de edad, el porcentaje de vacunación escolar contra el COVID-19 alcanza al 98%; al situación es absolutamente distinta en la población menor, donde en el grupo etáreo de 03 a 05 años, la región de Aysén solo alcanza el 44% de cobertura en la entrega de la segunda dosis, una situación que preocupa a las autoridades sanitarias considerando el retorno a clases y la proximidad del período invernal que se avecina, donde las condiciones climáticas contribuyen al incremento de enfermedades respiratorias.

Así lo manifestó la Seremi de Salud, Carmen Gloria Monsalve, quien además reforzó la importancia del proceso de vacunación escolar en materia de protección y resguardo sanitario de los menores y sus familias. “A nivel de población adolescente y adulta, hemos avanzando muy bien en la vacunación contra el COVID-19. Sin embargo, ahora debemos enfocarnos en inmunizar a nuestra población menor, nos referimos especialmente a los niños y niñas de 03 a 05 años, porque son ellos quienes están más expuestos a contraer enfermedades asociadas al coronavirus, más aún cuando solo alcanzamos al 44% de población vacunada con la segunda dosis en este segmento. Además, se debe considerar que este proceso de inmunización adquiere mayor relevancia si consideramos que debe efectuarse antes de la llegada de la época invernal, donde los factores climáticos inciden directamente en la salud de la población. Es por eso que hacemos un llamado a todos los padres de estos pequeños para que otorguen las autorizaciones correspondientes y vacunen a sus hijos, con lo cual no solo estamos protegiendo la salud de sus familias, sino que la de todo su entorno educativo y social de los niños”.

Gabriel Arroyo, alumno del Colegio Antoine de Saint Exupery, quien recibió su dosis de refuerzo contra el COVID-19, hizo un llamado a otros alumnos para que completen su esquema de vacunación. “La vacuna no me dolió, solo fue un instante. Yo tenía miedo hace un año y medio, después me di cuenta que no dolía tanto, por lo que hay que vacunarse”. En este sentido, Ester Martínez, madre de Gabriel, también se refirió a la importancia de este proceso. “Siempre confié en que las vacunas eran la mejor solución. Considero que, como todos sabemos, las vacunas no evitan que nos enfermemos pero si ayudan a que los síntomas sean más suaves, que pase como un resfriado y a los pocos días nos encontremos bien, por lo que considero que las vacunas son una muy buena herramienta para poder combatir el covid”.
De igual forma, Juan Leal Sandoval, Inspector Gral. Colegio Antoine, recalcó la importancia de este proceso en los escolares. “Es absolutamente necesario en el retorno a clases, donde todos los papás – me incluyo- queremos que nuestros hijos vengan a un lugar seguro, a un lugar tranquilo, donde el proceso de educación lo podamos volver a tener con la tranquilidad y seguridad que los niños estén en un ambiente sano. La invitación, es que los papás puedan autorizar a sus hijos para que se vacunen con la conciencia que esta siendo llevado en un proceso seguro, tranquilo y confiable, para poder regresar con la mayor cantidad de nuestros estudiantes vacunados”.