Los familiares tuvieron la intención de viajar al fiordo como años anteriores, pero no lograron tener positivas respuestas a sus gestiones antes las autoridades.

Puerto Aysen.- “Pareciera que fue ayer”, una frase que muchos de los familiares de las victimas del fiordo repetían esta jornada, cuando se recuerdan 15 años del terremoto y posterior tsunami que sacudió la tierra de Aysén cuando faltaban siete minutos para las dos de la tarde. Oportunidad en la que no solo se sintió el mayor movimiento telúrico tras una seguidilla de sismos, sino que, lo más lamentable, se llevó la vida de 10 personas.
Es por ello que, en el memorial que los recuerda y que está instalado en el cementerio de Puerto Aysén, familiares, amigos y vecinos de la comunidad, se congregaron a un momento de reflexión y oración.
“No hay día en que uno no se acuerde de la persona que falleció afuera, porque aparte él era mi hijo, era joven y de la noche a la mañana que pasen estas cosas, eso lo marca el resto de su vida a uno como mamá. Cuando hay cosas siempre falta alguien en la casa, en nuestras vidas, pero ya son 15 años y parece que fue ayer que ocurrieron estas cosas, porque uno lo recuerda, fue algo bien grave lo que pasó. A todas las familias les quedó marcado este hecho, para toda su vida”, señaló María Barría, madre de Miguel Ángel Silva Barría.
Respecto a las características de Miguel Ángel y como lo recuerdan a diario, su madre, dijo que, “nosotros nos quedamos con su sonrisa, porque él nunca andaba triste, siempre sonriente, su participación para Dios, en la misa, era un buen niño, un buen muchacho. Siempre nos recordamos de él, su cariño, su alegría y el siempre sigue vivo en nuestros corazones”.
En tanto, Rubén Contreras, quien perdió a cuatro familiares en el sector de Playas Blancas, fiordo Aysén, manifestó que, “el recuerdo y la tristeza es día a día, ya son 15 años que ha pasado esto, pero es como si fuera hoy día. Cada vez que podemos venimos a recordarlos, para mi es una gran tristeza, no es un día muy agradable, quisiera que esto no sucediera nunca más. Falleció mi papá, mi mamá, mi hermana y mi sobrino, todo eso influye mucho, más aun, sabiendo que no aparecieron todos”.
El 21 de abril de 2007 y tras meses de búsqueda solo se logró encontrar los cuerpos del matrimonio conformado por Evaristo Contreras Vargas y Elsa Poblete Carrasco junto su pequeño nieto de 2 años Genaro Linay Contreras.
Hasta el día de hoy no han aparecido, Julio Tocol Saldivia, Miguel Ángel Silva Barría, Víctor Hugo González Bastidas, Eligio Cariman Renin, Yohana Contreras Poblete, Ricardo Figueroa Aravena y su hija Melissa Figueroa Cerón.
Por último, algunos familiares dieron cuenta de su malestar, debido a que se habría intentado hacer las gestiones mediante la Delegación Presidencial Provincial, para viajar al fiordo, tal como se hacía en años anteriores, pero no habrían tenido respuesta a su requerimiento.