Desde la Seremia de Transportes señalan que esta información la conocían desde el día viernes.

Aysen.- Este lunes, las dos empresas que realizan el recorrido habitual entre Puerto Aysén y Coyhaique y viceversa, buses Suray y Ali, paralizaron sus funciones durante todo el día. Esta situación, tomó por sorpresa a muchos jóvenes, trabajadores, personas que tenían programadas horas médicas en la capital regional.
La suspensión del servicio se debió a que se suman al paro nacional, por el alza en el precio de los combustibles y por situaciones con las cuales no están de acuerdo en el funcionamiento del nuevo terminal de buses de Coyhaique, donde ahora operan las empresas que conectan a las dos ciudades más grandes de la región, como así también, a quienes viven en los kilómetros de la ruta 240.
Quien sí mantenían la información de que esto ocurría era la Seremi de Transportes, Claudia Cantero.
“Contarles que hasta el momento nosotros como Seremia de Transportes, tenemos solamente información respecto a la adherencia al paro de los servicios de Coyhaique – Puerto Aysén, de las empresas Suray y Ali, en donde ellos nos comunican que el día lunes 25 y por el día de hoy, suspenden sus servicios entre estas dos ciudades. Contarles que, desde el día viernes en donde recibimos esta información, nosotros como Seremia, estamos trabajando junto a la Delegación Presidencial, Carabineros, para poder ir monitoreando la situación”.
Durante la jornada de este lunes, la autoridad sectorial estuvo trabajando para obtener alguna alternativa que permita la conectividad entre Puerto Aysén y Coyhaique, y según lo manifestado por la propia Seremi, no tuvieron respuestas positivas sobre ello.
Algunos pasajeros llegaron hasta las oficinas de las empresas de buses en Puerto Aysén y al no tener información, quedaban sorprendidos y preocupados por no poder viajar. “vengo del trabajo, no tengo idea porque puede ser, no va a quedar otra que a dedo no más”, relataba brevemente un adulto que cargaba dos bolsos, de retorno de su turno de trabajo.
Un joven que tenía programada una hora medica en Coyhaique, reclamaba que, “primero tendrían que avisar, así uno podría programarse como para buscar una alternativa, yo creo que eso es lo primero. Lo otro, mal porque mucha gente depende de su trabajo diario que tiene que llegar y no lo puede hacer, se pilla con la sorpresa y uno tiene que ponerse el parche en la herida en el momento. Yo ahora voy al hospital, tengo una hora, igual es complicado para todos los que dependemos de este servicio”.
Las alternativas para viajar hacia Coyhaique, son bastante caras agregaba el joven, “los taxis cobran 40 mil pesos por ir a Coyhaique, peor todavía, es un día de trabajo completo, sobre todo para quienes tienen menos. Y les diría a las autoridades que se pongan los pantalones y se pongan en la situación de quienes dependemos de este transporte y los invito a que viajen en bus, para que vean la realidad”.
Este martes el servicio de traslado de pasajeros entre Puerto Aysén y Coyhaique, se normalizaría.