El General Rodrigo Herrera, Jefe de la XI Zona Aysén junto al Coronel Manuel Valdés Pinochet efectuaron los saludos protocolares, siendo depositada una ofrenda floral frente al monumento al Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón, sumado a un desfile en homenaje a los héroes de Iquique y Punta Gruesa.

Bajo un clima amenazante se desarrolló en la ciudad de Puerto Aysén, la ceremonia en homenaje a los héroes de Iquique y Punta Gruesa, con ocasión del 139° aniversario de las Glorias Navales.

Durante la jornada el General Rodrigo Herrera Torres, Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén -acompañado del Coronel Manuel Valdés Pinochet, Prefecto de Aysén- realizaron el saludo protocolar al Gobernador Marítimo de Aysén, Capitán de Fragata LT Sergio Valenzuela González.

El desarrollo de la ceremonia continuó con una misa de acción de gracias, en la catedral de Aysén, ceremonia religiosa que estuvo presidida por el Obispo de Aysén Luis Infanti de la Mora.

Posteriormente, las autoridades se trasladaron hasta el monumento a Arturo Prat, frente a la Plaza de Armas de la ciudad, con ocasión del desfile en homenajes a las Glorias Navales.

La ceremonia presidida por la Intendenta de Aysén, Geoconda Navarrete, y que contó con la presencia de diversas autoridades, parlamentarios, civiles así como del ámbito castrense, la seguridad entre otros invitados y público general.

Durante la ocasión tras el izamiento del pabellón nacional y una salva mayor de 21 cañonazos que recuerdan el hundimiento de la corbeta Esmeralda, el General Rodrigo Herrera, Jefe de la XI Zona de Carabineros junto al Coronel Manuel Valdés Pinochet, Prefecto de Aysén, depositaron una ofrenda floral en memoria de los hombres de Iquique y Punta Gruesa.

Hace 139 años, un día 21 de mayo de 1879, nuestro mar fue testigo de una de las batallas más recordadas e importantes de la historia naval.

Aquella jornada el Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón al mando de la Corbeta de madera Esmeralda murió en un acto heroico peleando contra el Monitor Blindado Huáscar. Ese mismo día, el Capitán de Corbeta Carlos Condell de la Haza, al mando de la Goleta de Madera Covadonga logró el hundimiento de la Fragata Blindada Independencia en el Combate Naval de Punta Gruesa, dando origen a las Glorias Navales.

La ceremonia finalizó con el desfile a cargo de una sección del Ejército, Carabineros y la Armada de Chile, participando igualmente -a los sones de la Banda de Carabineros Aysén- clubes deportivos y el Cuerpo de Bomberos junto a sus múltiples especialidades.