Puerto Aysen.- Diversas han sido las reacciones tras conocerse el resultado de la audiencia de control de detención y formalización de Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, quien sería el autor confeso del atropello con resultado de muerte de Sebastián Tocol, en el sector Ribera Sur de Puerto Aysén, durante la noche del pasado jueves.

En la instancia judicial el fiscal Alex Olivero, solicitó la prisión preventiva del imputado, medida cautelar que en primera instancia la Jueza que dirigió la audiencia determinó que era la más adecuada, pero tras las palabras del abogado particular del joven, quien ofrece una caución, la cual se fija en el monto de 1 millón de pesos, Farías Zúñiga, sale en libertad.

Es en la misma audiencia y ante los medios de comunicación que el fiscal Olivero defiende su posición, empatizando con la familia de la víctima y señalando que no puede existir justicia para los ricos y para los pobres, sino que debe ser igual para todos. Esto fue destacado por el Concejal Fabián Aniñir.

“Yo felicito sinceramente el coraje, la valentía del fiscal Olivero, cuando plantea de alguna forma, tal vez desde la impotencia de que, hay una justicia para ricos y otra para pobres. Porque evidentemente, alguna persona de otra condición social y económica estuviera en la misma situación y no tiene un millón de pesos, otro seria el resultado de esta situación”.

Aniñir agregó que, “por lo tanto, aquí no se trata de un cuestionamiento hacia las personas, se trata de un cuestionamiento hacia el poder judicial, donde nuevamente hemos visto que la cancha no es pareja. Donde hemos visto que, a uno que maneja todo el tiempo, por un ceda el paso, por un disco pare, por una falta como esa, inmediatamente le retienen la licencia de conducir y aquí no hemos visto esa nivelación de cancha”.

Por último, el Concejal Aniñir recalcó que es importante que se haga justicia en el caso de Sebastián Tocol, validando además la reacción del Gobierno, a través del Seremi de Justicia, esperando que se tomen acciones concretas en bien de la tan anhelada justicia para esta familia.