Ubicado en el kilómetro 2 de la ruta 240 Aysén-Coyhaique se encuentra vivero El Mallín, el cual está a cargo de la oficina provincial de Aysén de la Corporación Nacional Forestal (CONAF). Con un equipo de 55 viveristas, este lugar es la casa central de producción de árboles exóticos y nativos de la región, donde acuden personas de todo el territorio e incluso de otras regiones, quienes aprovechan de llevar una especie a su tierra natal.

Actualmente El Mallín está enfocado en la campaña de arborización, la cual se desarrolla a nivel nacional y está dirigido a todos los chilenos y chilenas, especialmente a quienes habitan en zonas urbanas y periurbanas, con el fin de construir un país más verde donde toda la ciudadanía se beneficie de los atributos de nuestros árboles.

El encargado de la sección Ecosistema y Sociedad de CONAF Aysén, José Urrutia, explicó que por lo general la comunidad conoce a CONAF como brigadistas, guardaparques y fiscalizadores, y estos últimos años la relación con el programa de arborización.

 “Tiene por objetivo que la comunidad, especialmente de las ciudades, conozcan los árboles, que conozcan las funciones que cumplen, los servicios ambientales que prestan, como por ejemplo aminorar los efectos del clima, generar zonas de sombra, aminorar efectos de condiciones ambientales o atmosféricas fuertes, permitir el anidamiento de aves, el paisaje, las propiedades melíferas. Esto es a nivel individual, pero también los árboles agrupados en parques, áreas públicas, espacios públicos arbolados van en directo beneficio y  mejoramiento de la calidad de vida de las personas, especialmente en las ciudades” argumentó el profesional.

Una arista importante de la ejecución de este programa es ver como la ciudadanía, de manera paulatina, va conociendo los árboles con sus características y requerimientos, provocándose una culturización en torno a las especies, lo que sin lugar a dudas refleja un aprecio a la naturaleza, que como institución, se espera de los ciudadanos.

Ante esta última situación, Erwin Toledo, jefe provincial de CONAF Aysén, hizo un llamado a cada uno de los habitantes de la comuna a que se acerquen al vivero y soliciten árboles de regalo, pues el programa contempla la entrega de 18.500 especies arbóreas exóticas y nativas, las cuales son entregadas según las necesidades de cada persona.

“La invitación hoy día es a aquellas personas que deseen arborizar sectores tanto urbanos como rurales, con especies nativas o exóticas, de preferencia nativas, se acerquen al vivero el Mallín en Puerto Aysén y puedan llenar su ficha, donde de acuerdo a su requerimiento y razones técnicas, se le va a entregar la cantidad de árboles que requieran. Todo va a depender del fin de estos árboles y de las especificaciones técnicas que el profesional que los asesore, les va a dar”, señaló Toledo, quien además recordó que las puertas de la oficina provincial están abiertas de lunes a viernes de 8.30 a 13.00 y de 14.00 a 17.30 horas.