Los graves hechos de represión protagonizados por personal de Carabineros a nivel nacional, traen a la memoria lo sucedido en nuestra región, tras el movimiento social, donde hubo al menos cinco personas a quienes se les mutiló un ojo a manos de funcionarios de Fuerzas Especiales.
Puerto Aysen.- “Viendo las noticias y enterándome por las redes sociales lo que está sucediendo lamentablemente a lo largo de todo Chile. Esto es algo que nos tocó vivir a nosotros el año 2012, una amarga experiencia para las personas que salieron perjudicadas acá en la región de Aysén, perdiendo la vista a raíz de los perdigones que se disparaban a mansalva”, recordó el presidente de la agrupación de víctimas de la represión en Aysén, Luis Cayún.
El dirigente agrega, “el tema es que se sigue respaldando a Carabineros, cuando ellos siguen faltando a los protocolos para enfrentar las manifestaciones. El protocolo es bien claro, donde se dice que son 45 grados hacia arriba o hacia el suelo, se disparan tanto las lacrimógenas como los balines. Pero lo hemos visto en imágenes que, se hacen directo al cuerpo, lo cual va a traer graves consecuencias, porque si esto sigue y no se detiene la fuerza excesiva que está usando Carabineros, va a traer consecuencias sanitarias graves para el pueblo”.

“La autoridad de Gobierno debe ponerse los pantalones y dar solución a los temas que el pueblo está exigiendo”

Luis Cayún, hizo un llamado a “la autoridad de Gobierno a ponerse los pantalones y dar solución a los temas que el pueblo está exigiendo. Ya que han sido décadas en que el pueblo ha sido postergado en lo social, en la salud, en lo sindical, en todo sentido la comunidad ha sido postergada y quienes se han llenado los bolsillos han sido unas cuantas familias. Además, se deben revisar los protocolos de actuación de las instituciones del Estado, saber si lo hacen bien o mal y sancionar a quienes no lo están haciendo como corresponde”, sentenció el presidente de la agrupación de víctimas de la represión de Aysén, Luis Cayún.