Puerto Aysen.- Tras una serie de coordinaciones realizadas por distintos medios digitales, vecinos, padres y apoderados y la comunidad educativa de Islas Huichas tomaron la iniciativa de elaborar en la localidad mascarillas de tela no tejida (TNT) para resguardar a los niños y niñas, así como también, a los adultos mayores ante el avance del coronavirus en el territorio nacional. La Escuela Carlos Condell de Caleta Andrade es la ubicación dispuesta para estos fines y se encuentra premunida de todas las medidas sanitarias necesarias para trabajar en un espacio seguro.

La directora del establecimiento, Mirna Yañez, fue enfática en destacar la solidaridad de los habitantes de la localidad, añadiendo que “los implementos que se están utilizando para la confección son retazos que quedaron de los cursos que los apoderados realizaron anteriormente para confección de bolsas reutilizables y lo que a ellos les quedaba lo trajeron, lo donaron. Unas personas realmente muy solidarias, porque pudieron haberlo vendido o haber dicho no, no tenemos nada, habernos ocultado la información, pero no. Aquí están, trabajándolo, donándolo y pensando que irán en directo beneficio no sólo de nuestra escuela sino que también de la Escuela Pedro Aguirre Cerda”

Además, la docente agregó que “a veces cuando las cosas se hacen de corazón se asumen todos los riesgos porque alguien tiene que hacerlo, sabemos que hay pocas mascarillas, que no hay para todas las personas, se discute si es beneficioso o no respecto al coronavirus pero no hay nada de malo en exagerar un poquito las medidas y probar todo lo que sea posible con tal de mantenernos a salvo y mantener especialmente a nuestros niños y a nuestros ancianos, y lo digo apropiándome un poco de las personas de acá, a salvo. Porque cuando se trata de eso se deben tomar todos los riesgos que hayan”. Puntualizó Yañez.

En tanto, María Elizabeth Raimán, profesora del establecimiento recalcó que “son mascarillas que se pueden lavar y de hecho, necesitamos también que las cuiden y no queremos ver ninguna mascarilla botada después, porque se hicieron con bastante cariño, bastante sacrificio. Están comprometidos, la directora, todo su equipo de profesores y también los papás y las más que están cosiendo, ellos se están dando el trabajo de hacer unas mascarillas bonitas también, estéticas por así decir así es que agradecerles a todos, que las aprovechen que las cuiden y así nos cuidamos todos”.

Finalmente, María Güeicha, apoderada del establecimiento indicó que la principal motivación para la confección es el cuidado de la comunidad, agregando que es importante “que nos mantengamos también en nuestros hogares y también apoyar a los adultos mayores sobretodo y también a nuestros niños, ese es mi motivo por el cual yo puedo cooperar y también de todo corazón trabajar por la comunidad de Islas Huichas y para nuestros niños que también son parte de nuestro colegio”. Sentenció.