La máxima autoridad comunal fue enfática en señalar que lo principal para el municipio y la Dirección de Educación es asegurar el resguardo y bienestar de la comunidad educativa y, por ende, de la población comunal. Medida que va en línea con la solicitud realizada a nivel central y regional por cerrar la región.
Puerto Aysen.- “Hasta que no existan garantías claras respecto que algún niño, niña o adolescente que asista la educación municipal no corra riesgo de contagiarse y, a su vez, afectar a su familia no podemos reiniciar las clases”. Con estas palabras el alcalde de Aysén, Luis Martínez Gallardo, desestimó por el momento un regreso físico a clases en la comuna. Esto, en medio de la modificación del calendario escolar adoptado por el Ministerio de Educación y que, entre otros aspectos, adelantó las vacaciones de invierno, las cuales finalizan el próximo 27 de abril.
En este sentido, si bien la autoridad comunal comprende que las competencias para las garantías de este tipo son entregadas por la Autoridad Sanitaria, indicó que “se deben tomar todos los resguardos. Tal cual solicitamos desde el primer día en que conjuntamente al Concejo Municipal pedimos el cierre de la región como medida concreta y efectiva”.
De acuerdo a lo manifestado por el edil “respecto a las informaciones que todos conocemos, se ha señalado que aún no llegamos al periodo más complejo de la pandemia, a lo que debemos sumar, por ejemplo, las enfermedades respiratorias que se generan por el mal clima, contaminación y factores asociados”.
Además, indicó que la evidencia científica que se encuentra disponible en las revistas académicas sobre la pandemia concluye que “los niños no son inmunes al covid-19 y no los vamos a exponer ni ellos ni a sus familias”. Por lo que pidió a los padres y apoderados también tomar todas las medidas necesarias para cuidar a los menores y realizar un distanciamiento físico efectivo.
“Aprovechando esta oportunidad, quiero hacer un llamado a la empatía, a la solidaridad y al cariño vecinal para que sigan manteniendo el distanciamiento físico que se ha recomendado por parte de las autoridades. Esto significa que no salgan de su casa en caso de ser extremamente necesario, las visitas que no sean de urgencia posponerlas hasta estar seguros de que de forma involuntaria no contagiaremos a otras personas”, puntualizó el alcalde Martínez.