Tras una reunión de equipo para abordar la situación que presentan los distintos estudiantes durante el actual escenario epidemiológico del país, la comunidad educativa de la Escuela Despertar de Puerto Aysén desarrolló una idea para ir en ayuda de las familias de los niños y jóvenes que asisten al establecimiento y que producto del coronavirus han visto disminuidos sus ingresos económicos. Por lo que, se encuentran entregando aportes en leña, pan o alimentos no perecederos.

Puerto Aysen.- En este sentido, la directora del colegio, Claudia Retamal destacó que “esta vez también vamos a entregar pan a las familias, eso lo hacemos una vez a la semana y leña entregamos hoy día a dos familias, además de canastas familiares, eso lo vamos a hacer una vez al mes y esa fue iniciativa del mismo equipo de trabajo, de las asistentes de la educación para brindar un apoyo extra a las familias que no lo están pasando tan bien y que esto nos afecta y afecta al bolsillo de muchas de nuestras familias que son más vulnerables”.

Junto con ello, la educadora agregó que “yo siento que esto salió de una idea muy pequeña y fue creciendo y también no me puedo restar de decir que aquí hay mucha gente que anónimamente se ha acercado entonces eso a nosotros nos insta también a crecer mucho más, nosotros pensábamos entregar solamente dos canastas hoy día y al final nos llegó tanta ayuda de gente anónima o del centro de padres que también nos está cooperando y al final llegamos a cuatro”.

Por su parte, Sonia Olavarría Escobar, asistente de la educación del colegio e impulsora de esta iniciativa, además de comentar el desarrollo de la misma, tras ser consultada sobre el mensaje que podría entregar a la comunidad ella relevó que “en estos momentos tenemos que ayudarnos unos a los otros, porque en cualquier momento necesitamos ya sea con cosas, con la leña, con el pan, con diferentes cosas y acá en este colegio obviamente siempre ha existido esa forma de expresar el sentimiento que tenemos para cada persona que esté aquí”.

Finalmente, Marcela Quinan, tesorera del Centro de Padres y Apoderados del establecimiento señaló que “se busca a la familia, se entrega su pan se les ayuda en las tareas y se preocupan de monitoriarnos a todos a través del celular igual, a los que tenemos celular, nos llaman y una vez al mes se está entregando leña y se está entregando una canasta familiar, eso es todo con ayuda y el colegio es súper organizado así es que siempre están con nosotros. Hay un trabajo, yo siempre lo he dicho, la Escuela el Despertar es como una familia, la gente toda siempre con muy buena voluntad desde los auxiliares, profesores, nos hacen sentir acogidos”, sentenció la apoderada.