La iniciativa nace de quienes se desempeñan en el taller de mueblería del recinto penal.
Puerto Aysen.- Como una muestra de solidaridad y demostrando su preocupación por la comunidad en la que se encuentran inmersos los internos condenados que se desempeñan en la mueblería del Centro de Detención Preventiva donaron un comedor a una familia porteña que sufrió la pérdida de sus bienes producto de un incendio.
La iniciativa dada a conocer a través de una misiva elaborada por los propios internos en la que prefieren mantener la reserva de sus identidades precisan que hacen entrega “de un comedor de 6 sillas con mucho cariño y dedicación” para los afectados destacando que “independientemente a las circunstancias y lugar en el que nos encontramos somos personas con sentimientos” complementan.
“Esta iniciativa nace completamente de ellos, los materiales y la mano de obra y según explicaron buscan dar una señal a la ciudadanía de que querer es poder, Gendarmería de Chile da las facilidades para que puedan desempeñar un oficio en el marco de nuestras políticas de reinserción social, lo demás en este caso particular es mérito de ellos” explicó el alcaide del Centro de Detención Preventiva de Puerto Aysén, mayor Mario Benítez Cofré.
Finalmente el grupo de personas privadas de libertad que protagonizó este acto solidario le pidió a la comunidad que se cuide y tenga en consideración el autocuidado como como herramienta fundamental para combatir la pandemia con un potente mensaje “quédense en casa así como nosotros voluntariamente nos autocortamos las visitas para cuidar de nuestros familiares, la unión hace la fuerza y esto va en cadena si me cuido yo nos cuidamos todos” añadieron.