El programa Habilidades para la Vida (HPV) de Junaeb que ejecuta la Ilustre Municipalidad de Aysén a través de la Dirección de Educación Municipal (DEM Aysén) desarrolló durante las últimas semanas una serie de talleres virtuales de autocuidado para el personal que desempeña labores en la educación local. Esto debido a los distintos cuadros de angustia y estrés que se han generado en los trabajadores educativos producto de la pandemia y la sobrecarga que esto ha traído consigo para la conciliación del trabajo, la vida personal y la familia. La actividad consistió principalmente en la elaboración de guateros con semillas terapéuticas que puedan ayudar a calmar las distintas manifestaciones físicas que provocan algunas patologías de salud mental y la exposición prolongada a pantallas digitales.

En este sentido, el director de la educación municipal de Aysén, Gonzalo Vargas Pizarro, enfatizó que desde el DEM se encontraba contemplado inclusive antes de la pandemia (en el PADEM), la realización de actividades que ayuden a mejorar la salud mental de los trabajadores del sector de la educación debido a la cantidad de estrés a la cual se encuentran sometidos en un periodo lectivo normal.

Sin embargo, el titular de educación agregó que “el tema de poder trabajar desde la casa con teletrabajo y cumplir el tema pedagógico y a la vez las labores del quehacer doméstico realmente han generado una carga laboral y que a veces, en lo personal a muchos docentes está afectando. Por ello, el trabajo que está haciendo el programa Habilidades para la Vida en poder generar jornadas de autocuidado con los profesores, de poder escucharlos, de poder ayudarlos, de poder un poco distraerse a veces y salir de todo esto que está pasando es un respiro para ellos”.

En tanto, Judith Rivera Daza, coordinadora del programa Habilidades para la Vida (Etapa III) comentó que tras una serie de revisiones el programa continuó apoyando el quehacer educativo, destacando que esta actividad “la hemos elaborado con mucho cariño” para “entregar un insumo que a ellos le sirven mucho para alivianar inflamaciones, molestias que están surgiendo a raíz del estrés como el dolor de cabeza, dolor de cuello, dolor abdominal y que también han surgido por el excesivo uso de pantallas digitales durante los últimos meses”.

“En la actualidad los tres liceos del programa HPV III han participado en este espacio el cual ha resultado muy entretenido, hay risas, bromas y se crea un ambiente muy agradable que nos permite a todos salir de la rutina disfrutando de una actividad desde sus casas y en donde además pueden participar con quienes estén en ese momento. Por otro lado, el programa HPV I y II durante los próximos días también concluirán esta actividad en los establecimientos de enseñanza básica”, puntualizó la profesional del programa.

Una de las asistentes a la actividad fue Carolina Riffo, Educadora Diferencial y Encargada de Convivencia Escolar del Liceo Raúl Broussain Campino, quien junto con manifestar su agradecimiento al programa HPV expresó que “estuvo muy buena la actividad, muy motivadora, el equipo se incluyó bien en esta actividad, nos dieron consejos muy buenos para poder sobre llevar de alguna manera el tema de esta pandemia el tema del teletrabajo”.

Finalmente, la orientadora del Liceo Politécnico A-1 de Puerto Aysén, Erika Henríquez Osorio, al igual que Carolina agradeció al HPV por el desarrollo de esta instancia agregando que “en realidad, el espacio fue muy ameno, muy simpático, rompió con la rutina, es algo que igual podemos seguir enseñando y fue muy divertido participamos 17 colegas entre docentes y asistentes educación. Nos sirvieron mucho”, puntualizó la profesional de la educación municipal.