Este viernes en la Corte de Apelaciones de Coyhaique se revisa el recurso presentado por la Fiscalía de Puerto Aysén en relación a que el condenado Nicolás Farías Zúñiga, pase la totalidad de la pena dictada por el Tribunal Oral en la cárcel, la que correspondiente a cinco años. Esto tras ser declarado culpable del cuasidelito de homicidio y abandonar a la víctima tras atropellarla.
Puerto Aysen.- Además, hace algunas semanas se revisó la apelación de la defensa del condenado, quien había realizado una presentación para anular el juicio en contra de su defendido, lo que fue rechazado por la Corte de Apelaciones y ahora solo resta conocer el dictamen respecto al requerimiento del Ministerio Publico.
En este caso la víctima fue el joven universitario, Sebastián Tocol Saldivia, para quien la familia ha pedido justicia y el mayor rigor de la ley en contra de Farías Zúñiga.
“Este viernes se revisara la apelación que hicimos como familia en conjunto a la Fiscalía de Puerto Aysén, para que el culpable Nicolás Farías cumpla la condena completa en la cárcel y no con libertad vigilada. También como familia tenemos fe en que la Corte de Apelaciones nos dará su apoyo como siempre lo ha hecho, desde que comenzó el caso de Sebastián”, indicó la hermana de la víctima, Yorka Tocol.
A fines de este mes, se cumple ya un año de ocurrido el hecho que le costó la vida a Sebastián Tocol y donde la perseverancia de la familia más el constante apoyo del Ministerio Publico hasta ahora han tenido resultados favorables para quienes perdieron a un joven luchador, tranquilo y muy querido. “Es así casi ya un año donde seguimos luchando como familia, con altos y bajos para poder tener una justicia digna para nuestro hermano, pero siempre con la esperanza que va a llegar esa tan anhelada justicia, para que de esa forma, podamos dar una tranquilidad a nuestros padres”, agregó Yorka Tocol.
La hermana de la víctima, quiso también dar gracias a la comunidad y todos quienes los han acompañado en este camino para exigir justicia. “También quiero recalcar que como familia estamos eternamente agradecidos de toda la comunidad, medios de comunicación, del fiscal, de la agrupación Cavi, que nos han dado mucho apoyo a nuestra familia desde que se comenzó el caso de mi hermano”.
La noche del día 25 de julio de 2019, será inolvidable para la familia y amigos de Sebastián Tocol Saldivia, joven que cruzaba correctamente por un paso peatonal en la ruta que une a Puerto Aysén y Chacabuco, cuando es repentinamente embestido por una camioneta que lo atropella y su conductor sin el más mínimo dejo de humanidad, abandona a la víctima en la vía publica y se da a la fuga.
Luego de 12 horas, el ahora condenado Nicolás Farías Zúñiga acompañado de un abogado particular se presenta ante la Segunda Comisaria de Carabineros, indicando que había participado del accidente que le costó la vida a Sebastián, siendo detenido y quedando a la espera de la audiencia de control de detención ante el juzgado de garantía de Aysén.
La sorpresa para la familia y la comunidad es que, en una de las primeras audiencias el tribunal porteño se determinó que el imputado pagando una fianza de tan solo 1 millón de pesos podría quedar en libertad. Algo que altero los ánimos de la familia de la víctima y muchos vecinos de Puerto Aysén que no dudaron en salir a las calles a exigir justicia. La Fiscalía apeló a esta determinación y Farías Zúñiga debió someterse a la medida cautelar de prisión preventiva.
En la oportunidad el fiscal que inicio la causa en contra del imputado Nicolás Farías, Alex Olivero y en una clara empatía con el dolor de la familia de la víctima, señaló ante los medios de comunicación que, no podía existir una justicia ricos y una justicia para pobres, sino que debe ser igual para todos.
Después de ello, hubo varias instancias donde la defensa del imputado solicitó el cambio de medidas cautelares para Nicolás Farías, sin embargo, la Corte de Apelaciones no dio lugar a aquello, lo que siempre ha sido valorado por los familiares de la víctima, ya que, hasta los días de hoy el culpable en el atropello de Sebastián Tocol, se ha mantenido en la cárcel.
Además, hubo instancias previas al juicio oral en las que el abogado de Farías presentó testigos que se contradijeron en sus declaraciones e incluso una “investigación privada”, lo que fue desestimado por el tribunal y que finalmente en el juicio oral no se consideró. Es así que, esta instancia procesal culminó con un veredicto condenatorio en contra de Nicolás Farías Zúñiga por cuasidelito de homicidio y abandono de la víctima, sin prestar auxilio. Por el primer delito se le condenó a la pena de 4 años de libertad vigilada y a 1 año por el segundo.
La presentación del Ministerio Publico que se revisa este viernes en la Corte de Apelaciones de Coyhaique, pretende que el condenado Farías Zúñiga, pase la totalidad de la pena, esto quiere decir, los cinco años en prisión efectiva.