Más de 500 mascarillas elaboradas por los propios vecinos del sector, fueron entregadas en los últimos días en Ribera Sur Costanera en Puerto Aysén. La iniciativa, correspondiente al plan de gestión social del programa Quiero Mi Barrio, responde a los lineamientos que los propios vecinos y el equipo municipal han elaborado como una forma de ayudar a quienes más lo requieren durante este periodo de pandemia.

Puerto Aysen.- Es así que vecinas del polígono en coordinación con el Consejo Vecinal de Desarrollo (CVD) y profesionales de QMB estuvieron durante los últimos meses confeccionando este elemento de protección personal, hoy por hoy, vital para toda la comunidad. Una vez terminados, se dispuso a realizar la entrega, la cual fue bajo la modalidad “puerta a puerta” para evitar que la gente de este sector se disponga a salir a la calle y, de esta forma, contribuir al aislamiento y distanciamiento tan requerido por estos días como parte de las recomendaciones para evitar posibilidad de contagio de COVID-19.

Así lo evidenció Juan hablo Altamirano, coordinador de Quiero Mi Barrio comuna Aysén, quien dio cuenta de esta instancia que realza uno de los principales objetivos del programa, como es generar comunidad.

“Hace un par de semanas finalizamos un taller muy bonito que se realizó en Ribera Sur Costanera, que fue la confección de mascarillas, donde nuestro CVD y otras vecinas que tuvieron la amabilidad y disposición, colaboraron en la confección de este elemento. Nosotros como programa pudimos aportar con los insumos, como son géneros y elásticos y el espacio de la sede, tomando todos los resguardos, para que pudieran trabajar con todas las medidas sanitarias, por lo tanto, resultó en óptimas condiciones”, indicó.

El profesional agregó que “en los últimos días terminamos la entrega de estas 550 mascarillas, 350 destinadas para adultos y 200 para niños. Todos quienes recibieron estas mascarillas en sus casas se mostraron muy contentos, así que felices que como programa junto a nuestros vecinos podamos potenciar el sentimiento de comunidad, que la gente esté creyendo en el programa”.
Esta iniciativa también se realizó en Barrio Villas Unidas -Villa España y Villa Chiloé-, donde el equipo también está interviniendo. Trabajo que continúa por estos días. Y que se suma a la entrega de canastas familiares para las familias más humildes en cada uno de los dos puntos en la capital de la comuna aysenina.
“En Villas Unidas estamos a la espera de que arribe el material, que tuvo un retraso, para dar la continuidad. Y contentos, muy contentos con poder seguir avanzando con el desarrollo de nuestro programa ante la adversidad, siempre buscando las estrategias, la forma de seguir adelante así que como equipo bastante satisfechos. Es un muy lindo trabajo el que se está desarrollando con todos nuestros vecinos”, finalizó Altamirano Panes.