En un recorrido a los 300 metros lineales que serán intervenidos, este martes se dio el vamos a la segunda etapa del proyecto Conservación de Aguas Lluvias en la localidad de Villa Mañihuales.

La iniciativa, cuyo plazo de ejecución es de sesenta días corridos, contó con la presencia del seremi de Vivienda y Urbanismo, Diego Silva; el alcalde de Aysén, Luis Martínez y la presidenta de la Junta de Vecinos Las Chacras, Beatriz Oyarzo, quienes originalmente elevaron la solicitud para la concreción de este proyecto tan importante, dado que responde a una sentida necesidad por parte de toda la comunidad.

“Totalmente contenta porque hoy día se da inicio a la segunda parte de este proyecto, que es una necesidad que teníamos desde hace mucho tiempo y que afortunadamente hoy se comienza a trabajar. Cuando esto pasa, uno le toma mucho sentido a su trabajo, y siempre hemos tratado de ir mejorando la calidad de vida de nuestros vecinos haciendo un trabajo serio y responsable con la autoridad de turno”, indicó la presidenta de la JJ.VV.

“Agradecemos que se den estas instancias, que finalmente los dirigentes puedan ser escuchados en las necesidades que presentan respecto a sus localidades. Esperamos que sea un buen trabajo, que los vecinos luego de esto, vean mejoradas sus condiciones de vida. Y seguir luego con la tercera parte, vamos a continuar trabajando para mejorar nuestras condiciones como mañihualinos”, agregó la dirigenta local.

Por su parte, el representante del ministerio de Vivienda y Urbanismo en la región, Diego Silva dio cuenta de la relevancia de esta iniciativa, producto del trabajo mancomunado con las organizaciones y el municipio local. “Muy contentos y agradecidos de la municipalidad por la coordinación que estamos llevando a cabo conjuntamente a las juntas de vecinos.

Aquí, no solamente vamos a generar una mejora en la calidad de vida, sino también una reactivación económica, que es en lo que estamos trabajando, y junto a esa reactivación económica, una reactivación social porque más allá de la inversión, que es superior a los 80 millones de pesos, vamos a solucionar un problema que han tenido desde hace bastante tiempo”.

A juicio del alcalde de Aysén, Luis Martínez, “esta es una obra de mucha importancia, porque es una que las que nos genera más problemas, incluso con lluvias pequeñas tenemos problemas de canalización del agua. Así que este ha sido un sentir, especialmente de este sector que preside la señora Beatriz, y hoy vemos con muy buenos ojos como parte esta iniciativa, para tener un próximo invierno sin problemas, y luego tendremos que reparar la calle Pablo de Roca, que es otra que nos genera problemas”.

La máxima autoridad comunal enfatizó la importancia de poder ir lanzando obras “porque hay que generar mano de obra. Le hemos pedido al seremi y a la empresa que se procure poder contratar la mayor cantidad de gente, sen jornales o profesionales, que idealmente sean de la localidad, más que de la comuna, más que de Coyhaique. Es bueno que se estén cumpliendo los compromisos que fueron adquiridos hace bastante tiempo, especialmente en este momento, en que el país, región y comuna atraviesan un momento complejo en lo sanitario, lo social y lo económico, con una pandemia muy compleja. Pero si las obras las podemos seguir llevando adelante, significa que podemos ir retomando, en alguna medida, la normalidad”, finalizó el edil.