Algunos establecimientos de educación pre básica dependientes de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, Junji, en la región de Aysén han ido retomando sus actividades, esto aun cuando existe gran resistencia de padres y apoderados en enviar a sus pequeños. Pero también, existen otras personas que han decidido lo contrario, principalmente por motivos de trabajo.
Aysen.- Quienes se han opuesto a la medida que ha adoptado la institución es “Ajunji”, organización de agrupa a las trabajadoras y trabajadores del organismo estatal. Esto principalmente porque consideran que la actual contingencia pone en riesgo a los niños, niñas y al personal de los jardines.
“Nosotros estábamos en una mesa de trabajo a nivel nacional y a nivel regional, donde se estaban abriendo jardines pero paso a paso y dependiendo de la necesidad de las familias, en este caso estaban por ejemplo, Puerto Cisnes, donde había un jardín que se llama los navegantes, donde había tres o cuatro niños yendo al jardín media jornada. Después estaba Raúl Marín, que se iba a abrir pronto, estaba Puerto Gala y de ahí venia Chile Chico con dos jardines con la misma cantidad de niños, los que realmente lo necesitaran. De la noche a la mañana se nos dijo no, tienen que salir todos, tienen que estar todos los jardines abiertos, cuando, el tema nuestro no es volver a trabajar, el tema es el cuidado y la vida de los niños y de los trabajadores. Aquí nadie se está haciendo responsable si pasa algo, aquí nadie se está haciendo responsable de un seguro de vida, aquí las condiciones no están dadas”, señaló la presidenta de Ajunji, Ingrid Ampuero.
La dirigenta agregó que, “estuvimos cuidándonos en nuestros hogares cuando no habían contagios y hoy que ha subido la curva enormemente, es tremendamente riesgoso que vayan los niños y los funcionarios al jardín. Las personas que están a cargo hoy en día de la Institución y de la Subsecretaría, la verdad es que no se quien las está asesorando, que es lo que pretenden, no hay un consenso hasta este minuto, nosotros no tenemos director regional, hay un subrogante… estamos súper complicados. Así es que, el llamado nuestro es a no volver, el llamado es a la responsabilidad, el cuidado a la vida, la protección de la familia”.
Finalmente, Ingrid Ampuero, emplazó al Seremi de Educación Sergio Becerra, “aquí un Seremi de Educación está detrás de todo esto y yo le digo a la comunidad, porque un Seremi de Educación se mete con la primera infancia, con los niños más pequeños y no es capaz de enfrentarse a los liceos, no es capaz de enfrentarse a las universidades, no es capaz de enfrentarse a los colegios, ¿Por qué?”, cuestionó la dirigenta.