Su directora Andrea Gómez se mostró muy entusiasmada con la idea y señaló: “Estamos súper contentos de habernos adjudicado este proyecto; “Dándole valor a nuestra tierra” es el nombre que nosotros le colocamos. Llevamos mucho tiempo tratando de tener este invernadero y compostaje para el jardín infantil, teníamos los espacios, pero nos faltaba el proyecto en sí, cuando lo adjudicamos estábamos muy contentos, hemos tenido todo el apoyo.  Un trabajo con tremendo potencial para el aprendizaje de los niños y las niñas.  Nosotros tuvimos que reformular el proyecto por la contingencia, pero sabemos que en un futuro no muy lejano vamos a poder darle el vamos con nuestro sello medioambiental. Tenemos certificación de excelencia medioambiental, también de la SEREMI de medioambiente la cual vamos a renovar no tengo dudas que vamos a seguir siendo un jardín de excelencia, este es el segundo FPA que nosotros ganamos, porque todo este va a sumar para que los niños y las niñas tengan un aprendizaje de calidad que es la misión que nuestra institución (JUNJI) tiene.  Los jardines de Aysén venimos trabajando en el cuidado del medio ambiente, la sustentabilidad y el reciclaje, somos parte de una red súper potente que se llama “ReinventaAysén” y se están todos los jardines infantiles e involucrándonos en esto buscando estrategias para seguir potenciando porque el foco está en lo más pequeños”

Jardín Lobito Feroz de Junji, posee sello medioambiental desde el año 2011, cuando en forma conjunta con todos los actores educativos (niños, niñas y sus diversidades, familias, equipos educativos, comunidad) definen su sello institucional como “amigos del medioambiente”, avanzando a nivel de excelencia según los criterios se la seremi del medio ambiente el año 2014.

Por su parte el subsecretario de Medioambiente, Javier Naranjo, de visita en la ciudad costera, compartió su parecer respecto de esta actividad: “Hoy hemos podido ver un lindo círculo virtuoso de la autoridad del jardín infantil, de la JUNJI, de nuestra SEREMI de medioambiente, donde he tenido la suerte de estar aquí,  donde este círculo virtuoso ayuda a este jardín infantil para lanzar este fondo de protección ambiental donde además ellos están certificados  de excelencia como establecimiento educacional, es decir, un ejemplo de cómo se protege y se cuida el medioambiente y además de esa manera poder dar el ejemplo para todos los niños, y juntos  de cambiar el switch para proteger el planeta”

En el año 2016 Jardín infantil Lobito Feroz, nuevamente en conjunto con el centro de padres, se adjudica fondos vinculados con postulación a FPA con un proyecto llamado “Nuestro amigo el Sol”, accediendo de este modo a la instalación de paneles fotovoltaicos en las dependencias, y siendo el 1º jardín infantil en tener esta eficiencia energética en la región de Aysén y como estrategia concreta para continuar contribuyendo al ahorro energético de la comuna en la cual está situado.

Para el director regional (s) de Junji Aysén esta instancia es: “un día importante para la primera infancia, ya que hoy estamos inaugurando este hermoso invernadero, es un trabajo mancomunado con la SEREMI de medioambiente, el cual a través de su Fondo Protección Ambiental (FPA) nos provee de estos insumos, los cuáles sin duda alguna vienen a potenciar las habilidades de los niños y niñas, además de su desarrollo integral y formación. Tal como dijo el Subsecretario estamos sembrando una semillita que más adelante esos niños, esas niñas van a poder tener una concientización y un mejor cuidado con nuestro planeta tierra”

 En esta misma línea de “amigo del medio ambiente” realizaron un convenio de colaboración con dos entidades importantes dentro de la comuna en primera instancia con “Aysén Recicla” y la red ReiventaAysén trabajando constantemente en reciclado. Un ejemplo en esta línea que fue valorada por el alcalde: “Ver que ellos están logrando un sueño, que es tener este invernadero, hacer compostaje, poder trabajar con los apoderados y trabajar con los alumnos. Va muy de la mano con lo que el municipio está haciendo, que es aportar también con este sistema de certificación ambiental municipal, ellos van a ser parte del comité, este es un círculo virtuoso que solamente nos lleva a que podamos vivir mejor”