Aun cuando no cumple la mitad de su condena de 4 años de presidio efectivo, el recluso Nicolás Farías Zúñiga, recibe beneficios por parte de Gendarmería de Chile. Lo que en estos momentos lo tienen en el Centro de Estudio y Trabajo de Valle Verde, a unos diez kilómetros de Puerto Aysén, un recinto para quienes cumplen una serie de requisitos y pueden aquí terminar su pena realizando una serie de actividades.
Puerto Aysen.- Farías Zúñiga, fue declarado culpable de cuasidelito de homicidio y de abandono de la víctima sin prestar auxilio, esto luego de atropellar y dar muerte al joven universitario aisenino, Sebastián Tocol, quien a fines del mes de julio del año pasado, en la ruta 240 Aysén – Chacabuco, cruzaba la calzada en un paso habilitado para aquello, cuando fue repentinamente embestido por el ahora interno.
Esto viene a ser como una verdadera bofetada a la tan esperada “justicia” que incluso llevo a las calles a la familia de la víctima y a reclamar por los medios de comunicación, para que no existan diferencias entre ricos y pobres a la hora de entregar una resolución del Tribunal. Pero lamentablemente hoy se encuentran con esta desagradable noticia y según Juan Tocol, hermano de Sebastián, desde un comienzo Gendarmería “le presta ropa” a Farías.
“Estuvimos con el alcaide subrogante, el señor Ormazábal, quien nos comentaba porque se le dio este beneficio. Como todos sabemos Gendarmería siempre le ha prestado apoyo a Nicolás Farías, algo que para nosotros no es ninguna novedad. Desde que esta persona atropelló y mató a mi hermano, Gendarmería siempre le ha estado dando apoyo a él, así es que, no es novedad que el alcaide subrogante le preste ropa a este imputado. Para nosotros fue una tremenda sorpresa que haya sido trasladado a Valle Verde, donde es como si estuviera en su casa, el hombre tiene su casa al lado y para nosotros él está en libertad en estos momentos. Nosotros estamos bajoneados y esperábamos que cumpla su condena en la cárcel”.
Para el padre de la víctima, Julio Tocol, fue toda una sorpresa el beneficio que le otorgó Gendarmería a Nicolás Farías.
“Nos enteramos por sorpresa de esto, no sabíamos dónde consultar, preguntamos al abogado, al fiscal pero no pasó nada y fuimos directamente a Gendarmería con el señor Ormazábal. Así es que, nos leyó todos los beneficios, ellos protegían a los presos y los enviaban donde ellos querían, donde estaban bien. Pero la verdad es que yo no encuentro que esa sea una cárcel, se parece mucho a la cárcel tan nombrada en Santiago”.
Nicolás Farías Zúñiga, fue considerado en su momento en peligro para la seguridad de la sociedad, fue condenado a cuatro años de presidio efectivo por un cuasidelito de homicidio y abandonar a la víctima sin prestar auxilio.
Esto sin considerar, todas las acciones que realizado para intentar su libertar durante el proceso investigativo, se habrían contratado guardias privados y testigos que se contradecían en sus declaraciones, por lo que el Tribunal desestimó sus versiones.

Versión de Gendarmería

Respecto del traslado de penados al Centro de Educación y Trabajo (CET) Valle Verde, Gendarmería de Chile desea aclarar lo siguiente:

La institución para tales efectos se rige por el Decreto 943 que Aprueba el Reglamento que Establece un Estatuto Laboral y de Formación para el Trabajo Penitenciario. Dicha normativa en su artículo 80 señala los requisitos para la selección de los condenados postulantes a los CET entre los que se considerarán: su disposición al trabajo, necesidades de reinserción social, motivación al cambio y antecedentes psicológicos, sociales y de conducta, características que deberán ser medidas y apreciadas por el Consejo Técnico.

El reglamento además establece que la duración de la pena no constituirá un factor excluyente. Sin perjuicio de lo cual sólo podrán ser enviados a los CET cerrados y semiabiertos, los condenados que hayan cumplido, a lo menos, dos tercios del tiempo mínimo para optar a beneficios intrapenitenciarios.

Además es importante aclarar que el Decreto 943 establece la responsabilidad de analizar las solicitudes de traslado de penados a los CET en un organismo colegiado, llamado Consejo Técnico, ente compuesto por: el jefe de unidad, jefe operativo, jefe de régimen interno, jefe del CET cerrado, encargado laboral y coordinador local de reinserción social, entre otros, cargos ocupados por personal uniformado y profesionales de las ciencias sociales, quienes revisan diversos aspectos, previendo de esta manera que el análisis de cada caso no recaiga en una sola persona y sea realizado bajo criterios objetivos.
Por último es importante señalar que la labor que le compete a Gendarmería de Chile es entregar herramientas a las personas bajo su custodia y control que les permitan disminuir el riesgo de reincidencia delictual y propender a su reinserción social.