Un clamor de justicia que ya lleva más de dos décadas, es el que se escucha con mayor fuerza al acercarse la fecha en la murieron en extrañas circunstancias, 12 jóvenes en lo que se recuerda como el “Caso Aysén”, uno de los hechos policiales que ha marcado la historia de la porteña ciudad.
Puerto Aysen.- Con el puente Ibáñez a un costado y el rio Aysén a sus espaldas, familiares, amigos y la comunidad recordó el día viernes el fallecimiento de Víctor Hugo Barría Mardones, joven lleno de sueños y esperanzas, las que habrían sido coartadas por el criminal actuar de un funcionario de Carabineros, el que habría fallecido sin enfrentar a la justicia.
Justicia que esta al debe con estas familias que con marchas, manifestaciones, momentos de reflexión y oración como una velatón, recuerdan, como si fuera ayer, el día que apareció sin vida Víctor Hugo, destruyendo así un montón de anhelos, esperanzas y alegrías de una vida mejor.

“Todos los sueños que él tenía quedaron truncados ahí, donde lo fueron a tirar, al rio, como a muchos de los jóvenes”.

Es precisamente en el memorial de los 12 jóvenes muertos en extrañas circunstancias que se desarrolló un nuevo encuentro para exigir justicia por estos y otros casos que han conmocionado a la ciudadanía y que lamentablemente nunca han tenido justicia.
“Son 24 años del fallecimiento de mi hermano Víctor Hugo Barría Mardones, en realidad su asesinato, eso es lo más doloroso porque no hay justicia. Nosotros vamos a seguir clamando justicia, porque consideramos que es un imperativo ético y moral… pero tantos años sentimos que la justicia ya no es tal, cuando se demora tantos años, pero si queremos que la verdad se aclare. Nosotros como familia sabemos lo que a él le sucedió y es por eso que no vamos a dejar nunca de recordarlo, de conmemorarlo, porque para mí era mi único hermano, tenía 20 años, toda una vida por vivir y todos los sueños que él tenía quedaron truncados, donde lo fueron a tirar ahí, al rio, como a muchos de los jóvenes”, afirmó la hermana de Víctor Hugo, Tatiana Barría Mardones.
En tanto, el vocero de la agrupación de familiares y amigos de las víctimas de Aysén y tío de Víctor Hugo, Guido Jaramillo, señaló que, “no queremos que esto pase al olvido, son situaciones tristes que le tocó vivir a mucha gente en Aysén, en una época difícil, oscura y que no quisiéramos que se vuelva a repetir. Entonces, siempre vamos a estar haciendo estas velatones, en recuerdo a los jóvenes que fallecieron en esa época y el 12 de marzo para nosotros los familiares de Víctor Hugo, es una fecha que no podemos olvidar”.
Posibles casos de tráfico de drogas, la participación de uniformados en la muerte de estos jóvenes, incendios de Tribunales y muchas otras situaciones que pareciera solo darse en la región de Aysén, habrían ocurrido en la época en que 12 familias lloraban la desaparición y muerte en extrañas circunstancias de jóvenes, hombres y mujeres, que en su gran mayoría luego aparecían en las aguas del rio Aysén. Son 24 años sin justicia, la que seguirán reclamando, afirman los familiares.