Tres pacientes de la Unidad de Diálisis fueron beneficiados con este inédito procedimiento.
Aysén.- “Nos pareció que era súper bueno que se pudieran realizar este tipo de prestaciones en este Hospital, ya que cumple con las condiciones para poder hacer procedimientos dentro de ciertos márgenes de seguridad”, comentó José Manuel Ramírez, Cirujano Vascular y Endovascular de la Universidad de Chile y jefe de Cirugía Vascular del Hospital de Osorno, quien estuvo a cargo del operativo realizado y coordinado por diferentes equipos del Hospital de Puerto Aysén.
Las intervenciones fueron tres: una reparación de acceso venoso, un cierre de una fístula antigua y una confección de una fístula nativa para una paciente nueva. ¿Por qué solo a tres pacientes? Romina Sepúlveda Corredor, Médico Anestesiólogo y jefa de Pabellón, mencionó que, “La selección se enfocó en los nefrópatas, ya que requieren de un cuidado especial después de las cirugías y se priorizó por los más estables posibles. Por eso el operativo tuvo solo tres personas y no se puede hacer de otra forma, hasta que tengamos más recursos de respaldo para la seguridad de nuestros pacientes”, contestó.
Johanna Zúñiga, Enfermera Supervisora del Servicio de Pabellón del Hospital de Puerto Aysén, destacó la coordinación previa para poder llevar sin problemas los procedimientos. “Como era un trabajo donde se utilizaban insumos que no ocupamos generalmente y dónde, además, el especialista venía desde fuera de la región, tuvimos que realizar un trabajo coordinado y en conjunto con Prequirúrgico, Pabellón, CMA, Hospitalizados, Unidad de Diálisis, Abastecimiento y con el apoyo logístico de las colegas del Hospital Regional de Coyhaique”.
En ese sentido, destacó Zúñiga, que “Para lograr estas cirugías fue sumamente importante la participación de todo el equipo de diálisis, ya que eran ellos los que están encargados de tomar los exámenes a los pacientes. Además, indicó que, como estamos en pandemia, cada uno de ellos tuvo que tener el examen PCR actualizado”.

Derivaciones fuera de la Región
Paulina Bittner Muñoz, Enfermera Supervisora de la Unidad de Diálisis del Hospital de Puerto Aysén, comentó que actualmente tienen 48 pacientes, de los cuales, tres necesitaban intervención vascular y distintos procedimientos.
“Lo más importante para poder realizar la sección de hemodiálisis fue garantizar el acceso vascular, ya que es el lugar donde se realiza el procedimiento. Antiguamente, estas intervenciones no se efectuaban en nuestra región y los pacientes eran derivados a Punta Arenas o Santiago. Solo hace tres años está viajando un vascular a Coyhaique y nosotros, como Unidad de Diálisis, derivábamos a nuestros pacientes allá, pero en esta oportunidad, la coordinación, los exámenes y la intervención quirúrgica se realizó todo en nuestro Hospital de Puerto Aysén”.

Buenos resultados
Rubén Tureo paciente de la Unidad de Diálisis y dirigente de la Agrupación de Dializados de Puerto Aysén, estuvo entre los beneficiados de este operativo, quien comentó: “Fue muy bueno que haya podido venir el cirujano vascular a la región y realizar esta operación de muy buena calidad, ya que esto permite que, nosotros los pacientes no tengamos que viajar a nivel central para realizarnos un examen o una operación. Somos pacientes delicados, la mayoría gente adulta mayor, que muchas veces no tienen quién los puedan acompañar para viajar fuera de la región”, recalcó.
El dirigente agregó que, “El trabajo del cirujano José Manuel Ramírez en el Hospital de Puerto Aysén es muy importante porque va a permitir la llegada de otros profesionales. Y también, demuestra que sí se pueden hacer cosas en nuestro Hospital. Esta operación que me hicieron a mí era riesgosa y delicada, ya que se trabajan con las venas y cuando uno como paciente queda bien es porque fue un trabajo profesional”, concluyó Tureo.