Algunas zonas del país, como en la región de Los Lagos, en Chiloé hay varios gremios de pescadores artesanales movilizados, exigiendo al Gobierno ser considerados en los beneficios que se están entregando en medio de la pandemia.
Aysén.- En la región de Aysén hay muchos trabajadores del mar que no estarían recibiendo algunos de los bonos y beneficios que ha otorgado el ejecutivo. Por ello, el dirigente de un sindicato pesquero en Puerto Aysén, José Millán, entregó su respaldó a las manifestaciones que se realizan en otros puntos del país.
“No puedo quedar ajeno a las manifestaciones que están desarrollando nuestros compañeros de Los Lagos hacia allá y este es un tema que el Gobierno tiene que resolverlo de alguna u otra manera. Yo como dirigente no puedo dejar de apoyar a mi gente como siempre lo he hecho y en el caso de mi sindicato, ojala en el Gobierno se pongan la mano en el corazón”.
La pandemia ha afectado a mucha gente y también al sector pesquero artesanal, aseguró Millán.
“Con esta pandemia nuestros pescadores están sufriendo las consecuencias, entonces, los pescadores se merecen estos beneficios que entrega el Gobierno y que en realidad son insuficientes. Porque para una pyme y pequeña empresa un millón de pesos no es nada. Entonces, nuestros pescadores hace años que vienen mirando para la cordillera, porque el Gobierno no nos da ningún apoyo”.
Ante esta falta de apoyo del Gobierno hacia la pesca artesanal, el dirigente de Puerto Aysén, no descartó que comiencen a organizarse e iniciar manifestaciones. “Con esta situación yo voy a comenzar a reunirme con mis bases, voy a tratar de llamar a Cisnes, a Puerto Aguirre, Puerto Gaviota y me comunicaré con los compañeros de esas localidades, para saber qué es lo que piensan mis compañeros dirigentes. Porque hoy alguien tiene que sacar la voz, alguien tiene que decir que es lo que está pasando, porque no podemos como región de Aysén quedar con las manos cruzadas y nuestros compañeros de otras regiones peleando con las autoridades para que puedan revertir este asunto”.
Agosto es el mes donde se da la veda biológica de la merluza, lo que hace aún más complejo el escenario económico para la pesca artesanal, enfatizó Millán.
“Ya entramos en la veda biológica del recurso merluza y esto cae muy bien que el Gobierno pueda decir, reconocimos a los pescadores artesanales y tenemos que ponernos la mano en el bolsillo, porque realmente ellos necesitan como todo chileno. Porque todos necesitamos un platito de comida para nuestros hijos, a nuestras familias, para que realmente se puedan dar vuelta este mes. Tienen que darse cuenta que un metro de leña vale 52 mil pesos, hay que pagar agua y luz, las más caras de Chile, entonces, que van a hacer nuestros pescadores”.
El dirigente de la pesca artesanal, remarcó que si el Gobierno no reacciona con apoyo concreto, pueden iniciarse manifestaciones. “Si el Gobierno no tiene una salida en este asunto, mañana o pasado puede suceder cualquier cosa, porque el Gobierno le ha dado la espalda a la pesca artesanal”, sentenció José Millán.