El concejal de la comuna de Aysén, Alejandro Soto, justificó y señaló estar absolutamente dentro de la legalidad, por la venta de productos mediante dispensadores instalados al interior del Municipio, específicamente en el hall del edificio, maquinas que son de su propiedad, según lo reconoció.
Aysén.- El concejal Soto manifestó que, “las maquinarias están inscritas en impuestos internos, y llevan su normativa legal respecto a la implementación. Tiene un seguimiento y un control de impuestos internos, y se pagan los impuestos necesarios”.
El Concejal UDI, agregó que, esta al día con todos sus impuestos, los que llegan anualmente a los $16 millones. “Yo anualmente pago 16 millones en impuestos, y lo voy a hacer público para que vean dónde se van los impuestos que yo pago al municipio”.
Finalmente, el concejal reiteró que la normativa permite este tipo de contratos con un límite de monto de 200 UTM.